Compromiso por Lalín está dispuesto a contactar con Bloque y PSOE para solicitar en conjunto una reprobación pública de la edil Karen Fernández Lamela por haber utilizado las instalaciones del Pazo de Liñares, sin permiso por escrito, para organizar un desfile de su tienda de ropa.

El principal partido de la oposición considera “el mayor de los ridículos” la respuesta que dio el gobierno al PSOE, en la que deja claro que hubo una autorización verbal para utilizar la casona de Liñares. Compromiso ya había preguntado antes que el PSOE por este uso que hizo la concejala para fines privados. “Si un edil del anterior gobierno se dedicase a promocionar su negocio sin permisos, el escándalo sería mayúsculo y el PP estaría hablando de tráfico de influencias y soborno y amenazando con acciones judiciales”, recrimina la formación que lidera Rafael Cuiña, El partido se pregunta si lo próximo será “poner en la entrada del consistorio una exhibición de carpas de la empresa familiar de Raquel Lorenzo, o de productos de la empresa de José Cuñarro”.