Silleda sigue mejorando su red de alumbrado público. La última dotación tuvo lugar a través del programa Iluminación Exterior Sostible II, de la Diputación y a través del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE). La inversión ascendió a 97.618 euros, a los que se suma el cambio de los cuadros eléctricos asumidos por el Concello.

En total, se renovaron 205 puntos de luz, que fueron cambiados por iluminación LED. En concreto, fueron cambiadas 51 farolas en la parroquia de Lamela, en la recta de la N-525; 8 en la zona de la rúa Calzada de A Bandeira; 24 en la calle Trasdeza; 19 en la PO-201; 39 en la zona sur de Taboada; 11 en O Burgo, en la parroquia de Cortegada; y 53 en A Mera, también en la recta de la N-525. Son puntos de luz situados en farolas de mayor altura, y en su mayoría colocados al pie de carreteras muy transitados.

Esta renovación supondrá un ahorro estimado de casi 12.000 euros al año para las arcas municipales. El alcalde, Manuel Cuiña, explica que con esta intervención Silleda sigue apostando por reducir el consumo energético y las emisiones de carbono.

Segunda fase de Área 33

Por otra parte, en las próximas semanas quedará colocado el alumbrado de la ampliación del parque empresarial Área 33. Entre las inversiones que acordó el pleno del pasado mes de mayo figura la reposición de las farolas en la segunda fase de ampliación del polígono, donde en su momento había sido sustraído el cableado del alumbrado público.