Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“La intención es renovar el festival los próximos cuatro años”

A pesar del éxito del Clarinet Fest, Xocas Meijide y los profesores echaron en falta poder relacionarse más con el alumnado

Xocas Meijide, entre el público, durante un concierto en el Casino. | // BERNABÉ//JAVIER LALÍN

“Un súper éxito”. Así califica Xocas Meijide la primera edición del Xacobeo Clarinet Fest Lalín 2021. Durante una semana, la capital dezana se convirtió en una referencia internacional a nivel musical, concretamente en el ámbito del clarinete. El festival ponía punto y final a su actividad el pasado viernes, con varios ensambles y recitales con piano ofrecidos por el alumnado. Como broche final, la “Xacobeo Clarinet Fest Orchestra” ofreció un concierto en la Praza da Igrexa bajo la batuta de Andrés Valero y David Fiuza.

Ayer, la jornada después de la conclusión del evento, el principal organizador del mismo, Xocas Meijide, señalaba que todo había salido bien y que los alumnos y alumnas han quedado encantados con estas jornadas. “Quizás deberíamos haber trabajado de manera más relajada y disfrutar más de la convivencia con el alumnado”, puntualizaba Meijide. Lo cierto es que la carga de actividades que se llevó a cabo durante el festival ha sido bastante intensa. Los profesores han ofrecido una media de 3 conciertos y han pasado muchas horas impartiendo clase, puesto que los alumnos recibieron sobre 6 ó 7 clases individuales. Pese al esfuerzo, el organizador y también clarinetista lalinense aseguraba que todos ellos estarían dispuestos a volver en próximas ediciones. También coincidían en que les hubiese gustado tener la oportunidad de visitar más lugares del municipio o disfrutar de alguna merienda o cena con los estudiantes, pero “la situación es la que es”.

Aunque el evento ha finalizado recientemente, Meijide afirma que ya se está trabajando en futuras ediciones. “La intención es renovar el festival para los próximos 4 años, que sea un proyecto de larga duración en Lalín”, confesaba el clarinetista. La idea es mejorar algunos asuntos relacionados con la organización y aligerar un poco la carga de trabajo para poder disfrutar más de la convivencia entre profesorado y alumnado. De todos modos, se espera que tanto el Concello como la Xunta sigan apoyando el proyecto, cuya celebración también ha agradecido la hostelería lalinense.

Compartir el artículo

stats