Compromiso por Lalín pone de manifiesto “la enésima contratación desde el gobierno local a empresas directamente relacionadas con ediles” del ejecutivo. Apunta que aparece un contrato de casi 3.000 euros a la empresa familiar de la edil de Urbanismo, Raquel Lorenzo. Es una adjudicación directa de una carpa para cubrir el campo de petanca, y figura en un nuevo paquete de facturas reparadas por la interventora. Esta funcionaria lleva meses advirtiendo en sus informes del abuso de los contratos menores. CxL recuerda que cuando el PP estaba en la oposición “amenazaba con demandas judiciales al gobierno por las adjudicaciones hasta en concurso público abierto”.