Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oca extiende su alfombra roja

Preparativos de la boda entre Lucía Bárcenas y Marco Juncadella.   | // Bernabé/Javier Lalín

Preparativos de la boda entre Lucía Bárcenas y Marco Juncadella. | // Bernabé/Javier Lalín Laura Filloy

Oca cuenta las horas. El reloj ha ensordecido, pero los vecinos se mueven al compás del tictac. Saben que hoy es un día grande, aunque el cielo amenace con estar encapotado y regar a los invitados con una buena dosis de lluvia. Los novios cruzan los dedos y esperan que algún rayo de sol se atreva a iluminar el día más bonito de sus vidas. La influencer viguesa Lucía Bárcena y el aristócrata Marco Juncadella se darán hoy el sí, quiero en una ceremonia de ensueño que tiene como escenario de lujo el hermoso Pazo de Oca, en A Estrada. Sin embargo, el afamado Versalles gallego está acostumbrado a los vestidos de gala. Su atractivo lo ha puesto en el ojo de mira de numerosos eventos a lo largo de los años. Fue escogido como plató para el rodaje de varias películas, así como el lugar de encuentro de aristócratas y otros cargos reconocidos del mundo de la cultura y de la política.

Una de las últimas películas que se rodaron en el Pazo de Oca fue La piel que habito, del director Pedro Almodóvar. Los jardines fueron el mejor escenario para retratar a uno de los protagonistas del filme: Antonio Banderas. Fue a finales de agosto de 2010 cuando Almodóvar y su equipo instalaron todo su set de rodaje en las inmediaciones del Pazo y accedieron a sus jardines para rodar, curiosamente, varias escenas de una boda. Las mismas celebraciones que parecen tener un fuerte tirón. Puede que el Versalles gallego, con su hermoso lago y sus llamativos jardines, sea uno de esos espacios soñados por los que pasear con la larga cola de un vestido de novia.

El rodaje de "La piel que habito" en 2010. | // Bernabé/Cris M.V.

De hecho, un año después del rodaje de La piel que habito, el Pazo de Oca acogió parte del enlace entre Tiziana Domínguez –hija del diseñador Adolfo Domínguez– y Juan Verde, que en aquel momento era el subsecretario de Estado de Comercio de Estados Unidos. La ceremonia civil se celebró en una finca anexa, pero la celebración continuó dentro de los muros del Pazo. Una mediática boda a la que asistieron 170 invitados y que llegó a congregar a altos cargos del gobierno americano en aquel momento.

Boda de la hija de Adolfo Domínguez en 2011. | // BERNABÉ/LUISMY

Otra de las citas indispensables en el Pazo de Oca es la celebración del Sagrado Corazón, a finales de agosto. El duque de Segorbe suele invitar a sus más allegados a un encuentro en el que disfrutar de la festividad religiosa y de los jardines del Pazo de Oca. Los mismos que hoy se convertirán en el mejor escenario en el que sellar el amor.

Celebración del Sagrado Corazón en 2015. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Un enlace interrumpido por la pandemia

La influencer Lucía Bárcena, que hoy se dará el sí, quiero con Marco Juncadella –hijo de la princesa Cristina de Hohenlohe y el empresario José María Juncadella–, anunció hace más de un año la feliz noticia. Sin embargo, la pandemia interrumpió las planes y obligó a los novios a posponer la ceremonia. Lo que temen ahora es el tiempo inestable. Las previsiones anuncian un clima poco agradable para esta época del año. Sin embargo, poca será la lluvia que pueda empañar la sonrisa de la novia, que estará acompañada de sus más allegados y de la familia y amigos de su pareja. Está previsto que el Pazo de Oca reúna mañana a Anna Gamazo y a su marido Juan Abelló, María Pombo, María F. Rubíes o Paula Argüelles. Hay otros nombres que resuenan con fuerza –aunque no han sido confirmados– pero que barajan desde la revista Hola. Puede que el Versalles gallego también reciba la visita de apellidos como Fierro, Falcó o Fitz-James. E, incluso, podría contarse con la presencia de Marta Ortega y Carlos Torretta.


Compartir el artículo

stats