Silleda estrena este sábado restricciones de nivel medio tras elevarse su incidencia

La hostelería tendrá el aforo reducido a la mitad en el interior y en las terrazas EDesde la medianoche hasta las seis de la mañana parques y jardines públicos estarán cerrados

Las farmacias ya dispensan tests de antígenos. |   // BERNABÉ/J.LALÍN

Las farmacias ya dispensan tests de antígenos. | // BERNABÉ/J.LALÍN / Xan Salgueiro/Ana Cela

El Concello de Silleda pasa a nivel medio de restricciones por el aumento de contagios de COVID-19, tal como acordó el comité clínico autonómico en su última reunión –el martes– y que hizo público en la mañana de ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Esto quiere decir que los establecimientos de hostelería y restauración podrán seguir trabajando al 50% en el interior y ahora también en las terrazas, cuyo aforo en nivel medio-bajo era del 100%.

Por lo demás, se mantiene la recomendación de grupos de un máximo de seis personas en espacios cerrados y de diez al aire libre, excepto en el caso de convivientes. De igual modo, los parques y jardines públicos cerrarán entre la medianoche y las 6:00 de la mañana. Las nuevas medidas entrarán en vigor, como viene siendo habitual, en la medianoche de mañana sábado, 24 de julio.

Incidencia

Silleda conoció la decisión del comité clínico en el mismo día en que llegó a los 34 casos activos de coronavirus, uno más que el martes, si bien la incidencia acumulada tiende a la baja por segundo día consecutivo: son 14 positivos detectados en la última semana, lo que se traduce en una tasa de 158 por 100.000 habitantes, y 32 diagnosticados en el doble de tiempo, de modo que se mantiene en 361 por 100.000.

La situación epidemiológica general no varía mucho en los demás territorios, por los datos recabados hasta el momento. El cambio más significativo se da en A Estrada, que aumenta en dos y tiene ya 40 personas infectadas con el SARS-CoV-2, incluida una de 34 años ingresada en un centro hospitalario. Solo en los últimos tres días se han detectado quince positivos nuevos con cartilla médica en el municipio, mientras que en la última semana son 31 (tasa de 131 por 100.000) y en catorce jornadas se dispara hasta 51, es decir, 249 casos por cada 100.000 residentes.

Lalín, por su parte, redujo un caso y se queda en 30 positivos, con 12 registrados en los últimos siete días (una tasa de 59 por 100.000) y una incidencia acumulada a 14 de 134 (con 27 casos).

Otra variación significativa se da en Forcarei, cuya incidencia acumulada pasa de 30 por 100.000 a situarse entre 75 y 125 a una semana y entre 50 y 150 en el doble de tiempo, de modo que su número de casos activos está en tres o cuatro, lo que arrojaría tasas de 91 y 121, respectivamente, comprendidas en el abanico que figura en el mapa de la Xunta. Cabe reseñar que el Concello de Forcarei es el único de las comarcas que no facilita datos sobre la evolución de la enfermedad. La incidencia se mantiene en Cerdedo-Cotobade, Vila de Cruces, Rodeiro y Agolada. Dozón continúa libre de virus.

Vecinos de la zona comenzaron ya ayer a comprar los test de autodiagnóstico del COVID-19 que se dispensan en las farmacias, ya bajo venta libre y sin receta médica. Su precio oscila entre los 3 y los 8 euros y servirán, entre otras cosas, para acceder a locales de ocio nocturno En caso de resultado positivo, la persona deberá aislarse y hacerse una prueba PCR para confirmarlo. Además, las boticas continúan realizando, de manera gratuita, pruebas PCR a partir de una muestra de saliva.