El perfil de la que se conoce ya como la quinta ola de la pandemia no tiene, ni por asomo, nada que ver con el de la primera. El COVID-19 escogió primeramente a los ancianos, sembrando el caos, el pavor y también la muerte en muchas residencias. Durante meses, los mayores vivieron encerrados en sus casas, muy conscientes de que eran un blanco fácil para un enemigo invisible pero tremendamente sediento de víctimas. Muchos no pueden contarlo. Sin embargo, hoy en día los débiles se han convertido en los fuertes, gracias a la inmunidad de la que gozan unos grupos de edad que, lógicamente, fueron priorizados en las campañas de vacunación. Los débiles son ahora aquellos que desde el primer momento se creyeron más fuertes y que no parecen realmente conscientes de que esta enfermedad puede enseñarse con cualquiera, sin detenerse a mirarle el DNI. Los contagios continúan subiendo en Galicia a pasos agigantados y lo hacen también en las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes. En concreto, los nuevos positivos en A Estrada tienen un perfil bien marcado: jóvenes de 18 y 19 años ligados al brote que surgió tras una escapada de fin de semana a Sanxenxo.

En la jornada de ayer A Estrada vio subir en cuatro sus casos activos. Uno de ellos ya estaba registrado, de manera que realmente nuevos son tres, todos ligados a esta excursión al citado destino costero. Ello está haciendo que la media de edad de los contagiados por el SARS-CoV-2 en el municipio estradense se haya desplomado. Aunque ya era una media baja, situada en los 29 años, los últimos casos la han rebajado hasta los 24. Esto deja a las claras la evidencia: los positivos se producen en los sectores más jóvenes de la sociedad, generalmente más tendentes a socializar –en especial en el período vacacional– y carentes de vacuna.

Incidencia y tasa de positividad

Así las cosas, en estos momentos el número de casos activos A Estrada llega ya a los 28, lo que arroja una tasa de incidencia acumulada a 14 días de 176 casos por cada 100.000 habitantes, siendo el índice de 93 si se atiende a los 19 casos registrados en la última semana. Hace menos de un mes el virus estaba prácticamente desaparecido en este municipio. La tasa de positividad vuelve a subir hasta el 4,26%, con un umbral del 5%. Es la ratio mayor desde el pasado mes de septiembre, con la única excepción del indice del 7,47% detectado en enero.

El número de pruebas para la detección del coronavirus que se están realizando estos últimos días en A Estrada es elevado. En los primeros 15 días de julio se hicieron en el servicio de Atención Primaria un total de 846 test, de los que 36 resultaron positivos. A fecha de ayer eran ya 727 los estradenses que resultaron infectados por este virus y 24.567 las PCR realizadas durante toda la pandemia. Al margen de quienes están atravesando la enfermedad en estos momentos, 689 se curaron y 10 vecinos del municipio –un 1,38%– no pudieron sobreponerse a la infección y fallecieron.

Silleda, encabeza la tasa

En Silleda, la situación continúa siendo preocupante. El municipio dezano subió en la pasada jornada otros tres casos más y, con ello, una incidencia que lo coloca en cabeza en el conjunto de las comarcas. Los 24 casos que totaliza suponen una tasa de 271 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días y de 226 si se toman en consideración los casos registrados a lo largo de la última semana. Este último índice es también particularmente elevado y se explica por el hecho de que todos los casos activos surgieron en los últimos días, dado que Trasdeza se encontraba, hace dos semanas, libre de coronavirus.

Lalín también continúa incrementando sus contagios, si bien en la última jornada lo hizo de un modo más comedido que el día anterior, cuando incorporó de golpe ocho casos. Ayer subió un positivo y se sitúa en las 23 personas que están cursando la enfermedad. A la capital de Deza le corresponde una incidencia activa a 14 días también por encima de los 100 casos por cada 100.000 habitantes, concretamente 109. A siete días presenta también un índice notable, con 79 positivos por cada 100.000 ciudadanos.

Las últimas referencias indican que Vila de Cruces tienen ocho casos activos, Cerdedo-Cotobade otros cuatro y Agolada, tres. Dozón lleva más de cuatro meses libre del virus, mientras que Rodeiro y Forcarei tampoco presentan casos.

Cribado a 31 niños del campamento del Recreo Cultural

Los 31 niños de entre 4 y 7 años que tuvieron contacto con la monitora del campamento del Recreo Cultural que se dio positivo en coronavirus fueron citados en la tarde de ayer para la realización de cribado destinado a comprobar si puede haber más casos entre quienes acuden a diario a estas sesiones para favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar. Tras registrarse el positivo de esta monitora, la directiva del Recreo Cultural informó a las 31 familias cuyos hijos tienen contacto con esta trabajadora, además de poner la situación en conocimiento de todos los inscritos. A la espera de que hoy comiencen a salir los primeros resultados de las PCR realizadas en el COVID-Auto del Hospital Gil Casares, la sociedad suspendió preventivamente el campamento.

Apagón cinematográfico en A Estrada, sin funciones hasta el 23 de julio

El incremento de casos registrado en el municipio en las últimas semanas ha salpicado también al ámbito cultural. Minicines Central, las únicas salas cinematográficas que quedan en las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes, anunciaron ayer a través de sus redes sociales que su actividad tendrá que verse interrumpida de manera temporal a consecuencia del contacto de un conviviente con un positivo, situación que obliga a la gerencia a realizar un confinamiento preventivo que supondrá un apagón cinematográfico hasta el 23 de julio. “Seamos responsables para ganar esta batalla al COVID”, termina el comunicado de Minicines Central. Estas instalaciones retomarán su cartelera el día 23, con el pase de Viuda Negra, Fast & Furious y A todo tren destino Asturias. Esta industria cultural se ha visto sensiblemente afectada por la pandemia durante largos meses, primero por la interrupción total de su actividad y, después, con la obligación de limitar sus aforos.

Más de 7.200 jóvenes podrían acceder a la autocita para diagnóstico

El Área Sanitaria de Santiago de Compostela e Barbanza continúa la campaña de vacunación frente a la COVID-19, con más de 12.000 personas citadas hoy viernes. En concreto, más de 11.000 personas de entre 40 y 49 años están llamados para recibir la segunda dosis de Pfizer y otros 600 fueron llamados para lo mismo en el Hospital de Barbanza.

Además, este área –a la que se vinculan los concellos de Deza y A Estrada– pone en marcha hoy la autocita para el diagnóstico de infección por COVID-19. A partir de las 15.00 horas, los ciudadanos con edades comprendidas entre los 16 y los 29 años con tarjeta sanitaria en el Concello de Santiago pondrán solicitar a realización de una prueba diagnóstica no enlace https://coronavirus.sergas.gal/cribado/. Todo invita a pensar en que esta herramienta se extienda a toda el área. En los municipios de la zona asociada hay más de 7.200 jóvenes de este rango de edad. En este área se llevan administrado hasta el miércoles 540.068 vacunas.