El Concello de Cerdedo-Cotobade avanza en su proyecto para el saneamiento integral de los núcleos de población del municipio a través de la puesta en funcionamiento del humedal artificial del lugar de Paraños, en la parroquia de Carballedo. Se trata de una nueva infraestructura que favorecerá la labor de saneamiento y eliminará focos contaminantes procedentes de aguas residuales, procedentes, fundamentalmente, de las viviendas de la zona. De este modo, fuentes municipales explicaron que los vecinos interesados deben solicitar la conexión a la red municipal de alcantarillado en las oficinas del Concello mediante el sistema de comunicación previa y el abono de la correspondiente tasa.

Una vez realizado este trámite por parte de los habitantes de Paraño, será los servicios municipales los que efectúen la correspondiente comprobación de la conexión de cada vivienda a la red municipal, iniciándose el expediente correspondientes de aquellos inmuebles que no estén conectados de manera legal.

En este sentido, el alcalde, Jorge Cubela, puso ayer el acento en la necesidad de que todas las viviendas se den de alta en la red de saneamiento, incidiendo que es el modo de contribuir de forma solidaria y colectiva a resolver un problema de contaminación en el rural, además de dar el uso esperado a la infraestructura puesta en marcha por el Concello. “Es mejor que todo el mundo colabore y evitar así que los servicios municipales tengan que hacer inspecciones y abrir expedientes a aquellos vecinos que incumplan con la obligación de conectarse a las red de alcantarillado”, señaló el regidor local.

Este tipo de humedales artificiales son sistemas de depuración en los que se reproducen los procesos de tratamiento de agua. La idea es que el carbono, fósforo y otros metales pesados queden inmovilizados en el sedimento del humedal de manera permanente. Permiten depurar el agua filtrando los restos en un espacio reducido y controlado.