Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mejor amiga de los residentes de As Dores

La golden retriever “Aria” conquista a los ancianos con sus sesiones de terapia

Sesión al aire libre de la terapia canina de As Dores.

Ya es una más dentro del paisaje de la Residencia As Dores de Lalín. Se llama “Aria”, y es una perra golden retriever que está haciendo las delicias de propios y extraños en el centro desde que el pasado mes de mayo entrara por vez primera para realizar sesiones de terapia con los residentes de la mano de la teraupeuta María García, de la firma EnCANTO de O Carballiño. Lorena González, coordinadora de programas de voluntariado de As Dores, explica que “es un programa que presentamos al Concello de Lalín con motivo de una oferta de subvención de ayudas a entidades sin ánimo de lucro. La verdad es que nunca antes habíamos hecho terapia con animales y teníamos un poco de miedo con la reacción de los mayores pero ahora estamos encantados con esta iniciativa”.

Una sesión de terapia canina en As Dores de Lalín.

Una sesión de terapia canina en As Dores de Lalín. Á. G.

La integrante de la dirección de la residencia recuerda que “conectamos con María García, que es terapeuta ocupacional, hicimos una sesión y nos gustó. Actualmente viene junto a Aria cada lunes con dos sesiones para grupos distintos. Al proyecto le pusimos “Huellas terapéuticas” porque la verdad es que la perrita deja mucha huella en todo el que la trata.” La golden retriever participa en numerosos retos para los que ha sido entrenada pero lo importante es que “se comporta muy bien. María siempre le da premios después de cada tarea y planifica las actividades que lleva a cabo que van desde un bingo adaptado hasta artes de colores o juegos”, añade Lorena González.

La perra golden retriever de EnCANTO, Aria, en la residencia lalinense.

La perra golden retriever de EnCANTO, Aria, en la residencia lalinense. Á. G.

En cuanto a la actividad propiamente dicha, la directiva de la residencia desvela que “la terapia repercute en mucho beneficio en los mayores. Yo creo que les mejora el estado de ánimo y les hace ser más empáticos con los demás. También dicen que ayuda mucho a bajar el nivel de estrés e incluso el ritmo cardíaco. Es una actividad en la que se participa de una manera muy activa pero sin demasiado esfuerzo físico para los residentes”.

El animal más famoso de la Residencia As Dores de Lalín se muestra muy dócil con todo el que la acaricia porque “es una perrita muy buena porque aguanta dos horas con descansito en el medio en el que sale al jardín a dar una vuelta. Incluso el primer día que entró en la residencia ya empatizó con todo el mundo y, además, todos los mayores la quieren mucho”. El programa acaba en octubre pero todo indica que “Aria” podría prolongar su “contrato”.

Compartir el artículo

stats