La escalada de COVID-19 afecta ya a casi todos los municipios de Deza y Tabeirós-Terra de Montes, con Dozón como única excepción. La mayor subida corresponde a Silleda, en donde hoy se contabilizan 17 casos activos, todos ellos detectados en la última semana. La incidencia acumulada se dispara, así, hasta los 192 casos por cada 100.000 habitantes, la más elevada de la zona, a tenor de los datos proporcionados al alcalde desde el área sanitaria de Santiago.

Pero no es el único repunte en las comarcas. En Agolada surgen tres contagios de SARS-CoV-2 después de un mes libre de este virus. Su incidencia se sitúa en 130 casos por 100.000 habitantes. También tres enfermos de coronavirus hay en Cerdedo-Cotobade, pero su tasa acumulada ronda los 52 por 100.000, dada su mayor población. En cambio, en Rodeiro y en Forcarei no se han detectado positivos nuevos en la última semana.

En cambio, A Estrada sigue bajando y hoy son 19 los casos activos, dos menos que el domingo. Lalín cerró la semana pasada con nueve.