Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sito sedes nnficha personal | Cantante

“Tengo que reconocer que en los tiempos que corren no soy de los que más sufren”

“Cuando más confianza tuve como Pucho Boedo fue cuando se puso muy malito”

El vocalista naronense Sito Sedes posa en el emblemático Café Derby de Ferrol.

Sito Sedes (Piñeiros, Narón, 1946) se curtió sobre las tablas siendo el frontman de la mítica formación de Los Satélites, en las que sigue aprendiendo a pesar de estar ya jubilado. Su nuevo proyecto con la Garufa Blue Devils Big Band, Siboney, ha sido una oportunidad para beber de “otra generación muy preparada” y esta noche lo pondrá en escena en Silleda, donde ofrecerá un concierto en la esquina de las calles Pintor Colmeiro y Alonso Ríos previsto para las 22.30 horas.

–¿Viviendo una segunda juventud en esto de la música?

–Tengo que reconocer que en los tiempos que corren no soy de los que más sufren, la verdad. Tengo 75 años y ahora la música, dentro de las pocas cosas que salen, las tomo con todo el cariño del mundo. Para mí todo esto ahora es como si fuese un premio y, además, trabajar con unos músicos de tanta calidad me hace disfrutar muchísimo.

–Si tuviera que elegir entre la Garufa y Los Satélites, ¿con cuál se quedaría en estos momentos?

–La Garufa no tiene nada que ver con Los Satélites actuales. Sin embargo, cuando yo entré en Los Satélites ya era una orquesta con una formación grande, con cinco saxos, tres trompetas, dos trombones y demás. Era un estilo de música distinto al que hoy hacen las orquestas. Los tiempos han cambiado y, por supuesto, la forma de hacer música también evidentemente.

–¿Sigue siendo un crooner o eso lo ha dejado con su nueva formación?

–Roberto Somoza, que es un gran arreglista y un gran músico, sabe perfectamente cuál es mi tesitura de voz y cómo es mi forma de cantar. Lo que yo canto, que es música de los años 50, y pretendemos que cuando suenen las primeras notas el público pueda reconocer esos temas que son eternos.

–¿Cómo recuerda a Pucho Boedo, su principal inspirador ?

–No llegamos a cantar juntos pero fuimos muy amigos. Cuando más confianza tuve con él fue cuando se puso muy malito y se vino a un chalet que tenía en Santa Cristina y casi todas las tardes iba a visitarlo. Cuando Los Satélites fuimos a grabar nuestro primer disco a Madrid, con Emi-Odeon, él estaba allí y me acompañó mucho durante ese tiempo. Yo como cantante lo admiro muchísimo y de hecho tengo varias grabaciones que hice en su recuerdo.

–Alguien dijo que si hubiera nacido en Estados Unidos podría haber sido un cantante más grande que el mismo Sinatra.

–Seguramente. Aunque Pucho nos haya dejado durante todo este tiempo se sigue hablando de él. Hay un músico joven en Los Satélites que se llama Carlos y el otro día me confesó que se sabía todas las canciones de Pucho Boedo porque de joven se machacaba todo el repertorio de Los Tamara.

–¿Cómo ve el futuro de las orquestas tras la actual situación?

–Está bastante difícil. Hay que llevarlo con calma y que la gente cumpla con las recomendaciones sanitarias. Sé lo mal que lo está pasando todos los que viven de la música en la actualidad porque son profesionales que tienen familias que sacar adelante y ahora mismo no pueden trabajar. Me pongo en su sitio y la verdad que es difícil.

–¿Cantó alguna vez en la comarca dezana en todos estos años?

–La verdad es que tengo muchas ganas de volver a Lalín. Para nosotros es un sitio que nos trae muchos y buenos recuerdos. Cuando yo cantaba con Los Satélites tremendas fiestas se hacían por ahí y ni te cuento en la Sala Campos. De hecho, las últimas actuaciones que hicimos en Lalín con Los Satélites fue en la añorada Sala Campos. Recuerdo unas fiestas en las que se llenaban las calles a reventar con gente de todas partes y, además, Lalín siempre ha sido un pueblo enteramente musical, pero no de ahora sino de hace muchísimos años.

Compartir el artículo

stats