Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres eólicos que afectan a cinco concellos dezanos abren fase de exposición pública

‘Brisa’ proyecta once aerogeneradores entre Lalín, Rodeiro y Dozón | ‘Céfiro’ y ‘Galerna’ suman otros diez entre estos mismos municipios y los de Silleda, Vila de Cruces y O Irixo

Medidor de viento en Bodaño (Vila de Cruces), en octubre del año pasado.

Medidor de viento en Bodaño (Vila de Cruces), en octubre del año pasado.

Los proyectos eólicos Brisa, Céfiro y Galerna, de Greenalia, inician su tramitación ordinaria, con la apertura de la fase de exposición pública tras el anuncio de publicación por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO) en su web. Los tres proyectos suman una potencia total de 174 MW. La Xunta de Galicia había emitido en su día informe desfavorable a los documentos de inicio de estos tres parques –primeras prospecciones sobre el terreno, que no incluyen los estudios técnicos completos ni de impacto ambiental–, como a todos los demás presentados a través del Estado fuera de su ámbito sectorial.

Brisa, ubicado en los concellos de Dozón, Lalín y Rodeiro prevé la instalación de once aerogeneradores y una potencia de 61,6 MW. Las máquinas tendrán una altura de 105 metros y un diámetro de 150 metros, características idénticas a los diez equipos previstos en Céfiro y en Galerna, ubicados entre Lalín y Rodeiro el primero y entre Lalín, Dozón, O Irixo, Vila de Cruces y Silleda, el segundo. El global de las tres instalaciones producirá, según la compañía, más de 550.000 MWh/año, de modo que puede abastecer a 150.000 hogares, una cifra importante en la contribución al proceso de descarbonización necesario en nuestro país”.

La promotora aduce que los proyectos, cuya solicitud de declaración de impacto ambiental y autorización administrativa previa se registró ante el MITECO, “han sido muy estudiados”, de modo que “tengan el menor impacto en las zonas de implantación”. Aduce que todos están fuera de zonas protegidas por la Xunta o la Red Natura 2000, de áreas de importancia ornitológica (IBA), incluidas dentro de alguna Reserva de la Biosfera o de interés paisajístico. El estudio de impacto ambiental recoge el establecimiento de medidas correctoras con el objetivo de garantizar la adecuada protección y conservación de los elementos detectados como patrimonio cultural.

Inicio de la tramitación

En todo caso, “estamos en la fase inicial de tramitación del expediente –reiteran desde Greenalia–, por lo que, tal y como venimos haciendo en todos nuestros proyectos y como hemos trasladado a los alcaldes, los proyectos se adaptarán a las recomendaciones ambientales y patrimoniales que se pudieran indicar desde las distintas administraciones en sus informes para el adecuado desarrollo de la instalación y, paralelamente, procurando el máximo consenso social y respecto al entorno”. Por tanto, y teniendo esto en cuenta, se abre ahora un período de dos meses de consultas públicas con toda la información del proyecto a disposición en la web del ministerio y su inminente publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Apoyo unánime contra Siroco y Tramontana

El Concello de Cerdedo-Cotobade se une contra dos de los proyectos de parques eólicos que prevén instalarse en el municipio: Siroco y Tramontana. Para ello, el alcalde Jorge Cubela, y los representantes del PSOE y del BNG firmaron conjunta y unánimemente el apoyo a las alegaciones que presentará el Concello. Según indicaron desde el gobierno municipal, estas dos infraestructuras eólicas “ya cuentan con el informe desfavorable de la Subdirección General de Energía de la Xunta de Galicia”. Tal y como explicaron, parece que una parte de los proyectos no cumple con el Plan Sectorial. “Con este acto de firma y respaldo a los trabajos realizados para presentar alegaciones, queremos también evidenciar ante la opinión pública nuestro deseo de caminar juntos, de la mano de los vecinos, en la defensa de sus intereses y de los lugares que componen en municipio de Cerdedo-Cotobade y que se ven afectados por la irrupción disparatada de un ingente número de proyectos eólicos”, declaró ayer Cubela. Así mismo, el alcalde reflexionó sobre la importancia de poner en valor el patrimonio natural y paisajístico de la localidad. Hizo hincapié en que estos proyectos eólicos “producen graves problemas” en espacios y entornos rurales. Añadió que pueden provocar cambios en el modo de vida y que se debe defender el legado medioambiental.

Compartir el artículo

stats