Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sofía da la nota

La cantante Sofía Elsa considera que la naturaleza de Galicia es su principal inspiración.

La cantante Sofía Elsa considera que la naturaleza de Galicia es su principal inspiración.

Es joven, tiene talento. Lo único que delata a Sofía Pietersma –conocida artísticamente como Sofía Elsa– es la forma en la inflexiona y modula su voz. Detrás de ella se esconde la pasión creativa y el deseo de seguir persiguiendo sus sueños. Tiene 19 años, y tras haber renunciado a opciones profesionales que no la convencían, ha decidido apostar por la música. Esta joven, natural de Montreal y afincada en A Estrada desde hace unos años, acaba de lanzar su segundo sencillo, I see the light. Una canción que ha sido enteramente compuesta por ella y cuyo videoclip también ha producido. Una chica polifacética, apasionada y sencillamente musical.

“Este segundo tema está inspirado en el paisaje y la naturaleza gallegas. De todos los sitios en los que he vivido, este es al que siempre vuelvo”, asegura Sofía Elsa con los ojos sonrientes. Al tiempo, enumera los diferentes puntos de la geografía mundial en los que ella ha ido dejando su huella. Nació en Canadá y con solo dos años se trasladó a Holanda, de donde es su padre. Vivió una temporada en Galicia, donde conserva la mayor parte de sus amistades más íntimas. Más tarde, se trasladó a vivir a Inglaterra, lugar en el que el inglés se convirtió en su primera lengua. Luego vivió durante cinco años en Madrid hasta que se afincó en A Estrada.

Pero no solo ha viajado por media Europa y por parte del mundo, sino que sus raíces también son variadas. “Mi madre también nació en Canadá, pero mi abuela era gallega y mi abuelo de Moldavia”, explica, mientras su voz traslada cierto orgullo cosmopolita.

Galicia como inspiración

Sin embargo, y pese a su gran trayectoria, no duda en escoger el mejor destino del mundo: Galicia. Más concretamente, la casa que sus padres tienen en la parroquia estradense de Ribeira. “Estar aquí me ha ayudado un montón y me ha impulsado a componer. Este sitio es muy acogedor. Siento que en la aldea está mi familia, que aquí está mi identidad”, explica.

Por lo de pronto, Sofía Elsa quiere seguir trabajando en su música. El pistoletazo de salida lo ha dado en la feria de artesanía de Torreboredo, celebrada durante el último fin de semana de junio. “Fue mi primera actuación. Al principio estaba muy nerviosa pero luego no quería salir del escenario”, dice entre risas. Al mismo tiempo, recuerda sus estudios teatrales y la soltura que tiene encima de las tablas, aunque nunca se había subido para actuar como cantante. “Con el coronavirus la cultura se paró, pero ahora estamos retomándola de nuevo. Tocar en Torreboredo fue como estar en familia. Me siento muy agradecida por la oportunidad”, añade Sofía Elsa. Su voz afinada y suave parece despedirse, al otro lado del teléfono, como si estuviese componiendo una nueva canción.

Más de 13 años vinculada a la música

Sofía Elsa apenas tiene recuerdos en los que no suene la música. Al menos, esa es la sensación que traslada al otro lado del teléfono. “Forma parte de mi vida desde los seis años. Empecé con música clásica pero mi estilo actual se orienta más hacia el pop”, explica la cantante. Si hay una palabra que sepa describir el vínculo que Sofía Elsa tiene con la música esa es, sin lugar a dudas, la pasión. Tocó el violín durante años, aunque ahora se centra en el piano y en el canto. Y muy a pesar de que ha intentando encauzar su carrera profesional por otros derroteros, Sofía Elsa siempre vuelve al mismo sitio: al pentagrama que ella misma compone, tratando de entrelazar sonidos y texturas. De hecho, parece que el confinamiento estricto tuvo sus beneficios. Sofía Elsa decidió dejar sus estudios en Producción de Cine, volver a casa y empezar a componer. El estar encerrados en casa fue otra fuente de inspiración. La misma que hoy le da alas para seguir componiendo y cantando, tras más de 13 años vinculada a la música..

Compartir el artículo

stats