Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Estrada se lanza al vacío

Una de las gimnastas realiza un salto. Bernabé/Javier Lalín

Las ganas, la ilusión y el deseo. Esas eran las emociones que se reflejaban en los rostros de aquellos niños, contando los segundos para dar el salto. Y es que ayer, A Estrada acogió el Campeonato Gallego Escolar de Gimnasia de Trampolín, que encontró en el pabellón Coto Ferreiro el escenario ideal para realizar las mejores piruetas. A este torneo acudieron siete equipos de todas partes de Galicia, con participantes lo suficientemente jóvenes como para no atravesar la barrera de los 12 años. El mérito de lanzarse al vacío es todo suyo. Además, este año, la pandemia obligó a realizar un torneo cerrado al público.

“Las acrobacias que se realizan en este tipo de campeonatos son más simples y de menor dificultad. Sin embargo, hay que tener en cuenta las edades y ver lo complicadas que pueden llegar a ser para ellos”, explicó la profesora Sofía Mosteiro, que habló en nombre de Ximnasia A Estrada, una de las participantes en el torneo.

Según ella misma trasladó, dentro del campeonato escolar se compite con cuatro aparatos. Uno de ellos es el tumbling, que se trata de una pista elevada sobre la que se realizan las acrobacias. Los participantes comienzan corriendo, luego se hacen las piruetas de manera seguida. Aunque aquí la acrobacia más espectacular y la de mayor dificultad es la última.

Los participantes se preparan para una prueba. Bernabé/Javier Lalín

Luego está el dobleminitramp, un aparato con una malla más pequeña que la de la cama elástica en el que se entra con un salto vertical. El minitramp, que solo se suele emplear en los entrenamientos, también se incluye dentro de la competición escolar para darle margen a los más pequeños. Según explica Mosteiro, es el aparato que menos bota de todos, y por ello es el que se utiliza con las categorías de edades más bajas.

Por último está el trampolín, más comúnmente conocido como “cama elástica”. Hay gimnastas que pueden llegar a saltar 15 metros, puesto que de todos los aparatos utilizados en el campeonato, este es que logra impulsar un mayor salto. Además, es el único dentro de la modalidad que está reconocido como olímpico.

Así es que A Estrada se pasó la mañana de ayer saltando, tratando de alcanzar el techo del Coto Ferreiro. Los participantes botaron sobre las camas elásticas y el resto de aparatos, tratando de alcanzar sus sueños como gimnastas. De seguir practicando y adquiriendo la férrea disciplina de quien está dispuesto a tocar las estrellas.

Compartir el artículo

stats