Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aprendiendo a enseñar en tiempos de pandemia

El profesor lalinense Juan José Sanmartín recibe una mención de honor por la adaptación de sus clases durante el confinamiento

El profesor Sanmartín posa en su aula del Colegio Vila do Arenteiro de O Carballiño.

Participaron docentes de etapas no universitarias de todo el territorio nacional, mostrando una gran implicación e inventiva en su quehacer educativo en este tiempo tan complicado pero la mención de honor fue para Juan José Sanmartín, un profesor natural de Lalín que imparte Física y Química en el Colegio Plurilingüe Vila do Arenteiro de O Carballiño. El trabajo premiado consistió en la explicación de la utilización de la metodología Flipped Learning, Flipped Classroom que ha implantado en su aula desde 2014 y su adaptación a la pandemia. Dicha metodología permitió en el momento del confinamiento continuar de una manera “normal” la docencia a través de las videoconferencias ya que el alumnado estaba acostumbrado al uso de las herramientas virtuales de las que se hacía uso en el aula previo al confinamiento. Sanmartín explica que “el profesorado hemos tenido que realizar un enorme esfuerzo para implantar unas medidas que han cambiado nuestra forma de trabajar. Hemos tenido que combinar la parte didáctica con la parte sanitaria, la distancia entre el alumnado dificulta el aprendizaje cooperativo o entre iguales. La atención al mismo, fundamental para la resolución de dudas o problemas, se ha visto dificultada por la distancia o el uso de pantallas para evitar los contagios. Los recreos, donde se ha priorizado el distanciamiento y las medidas que evitasen los contagios a unas relaciones sociales tan necesarias como sanas…y esto no ha acabado”.

A pesar de todo lo que ha vivido durante los difíciles meses del confinamiento, Sanmartín considera que “no todo ha sido negativo en estos meses. La imposibilidad de una docencia presencial en el trimestre final del curso pasado, junto con la obligatoriedad de plantear una educación virtual combinada con la presencial en un curso incierto, ha plasmado que el uso de la tecnología y las nuevas metodologías activas que usan esta han favorecido el trabajo en estas condiciones y han dado resultados muy satisfactorios, incluso manteniendo una “normalidad” en la transmisión de contenidos”. El docente de Lalín también destaca que “aquellos docentes que implantamos el aprendizaje virtual junto con el presencial (ejemplo, aula invertida) desde hace años hemos tenido menos dificultades para afrontar el confinamiento y hemos realizado pocas modificaciones en las programaciones de aula”.

Herramientas

Tras varios meses adaptándose a los nuevos tiempos, Juan José Sanmartín destaca que “la pandemia ha impulsado el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) de una forma significativa, incluso en profesionales que eran reticentes a ello. Los frikis del uso de herramientas online hemos pasado a un primer plano y a ayudar a aquellos que hace un año no apostaban por ellas. Considero que la educación ha dado un salto tanto cualitativo como cuantitativo en ese aspecto que favorecerá los aprendizajes en una futura y esperada nueva normalidad”. A pesar de que los peores picos del coronavirus parece que están siendo superados conforme pasan las semanas en este 2021, Sanmartín subraya que “no debemos bajar la guardia siguiendo con las medidas de seguridad actuales, reforzando nuestra faceta tutorial y didáctica en un momento en que los contenidos y objetivos no son lo único que tenemos que tener en cuenta en el ejercicio de nuestra profesión”.

Por otro lado, además de mantener una actitud esperanzadora, el profesor dezano del Vila do Arenteiro asegura que “debemos ser realistas y considerar la posibilidad de nuevos rebrotes que nos confinen de forma global o a parte de nuestro alumnado o profesorado, considerando las medidas de contingencia en el uso de la virtualidad como herramienta fundamental para continuar nuestro trabajo, combinándola con una faceta presencial fundamental para la educación de las nuevas generaciones que tendrán un antes y un después de esta lacra”. Y añade que “en este tiempo se ha disparado el uso de plataformas como aulas virtuales, entre las de más uso, Moodle, Microsoft Teams o Google Classroom para atender al alumnado confinado, para usar el docente cuando sea este el confinado o en ambos casos. En mi centro hemos optado por esta última, incorporándonos a la red GSuite para Centros educativos (conjunto de herramientas de comunicación y productividad educativas de Google). La decisión se ha basado en que en los últimos cursos venimos utilizando las herramientas de Google, hiperdocumentos, calendario, formularios, almacenamiento, presentaciones, etcétera. cuya integración en Google Classroom es sumamente fácil”.

El Grupo Especializado de Didáctica e Historia de la Física y la Química define el propósito de estas distinciones como “el objetivo es resaltar la tarea ejemplar del profesorado en una etapa histórica especialmente singular, así como difundir buenas prácticas para el futuro en modalidades de enseñanza tanto presencial como semipresencial”. Iris Morey Serra (Baleares), Nuria Muñoz Molina y Patricia Fernández Galindo (Algeciras, Cádiz) y Antonio José Sánchez Arroyo (Madrid) completan el podio del palmarés de los galardones destinados a los docentes ejemplarizantes.

Compartir el artículo

stats