Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La maravillosa aventura de descubrir lo que te rodea

‘Silleda, a vila do mañá’ arranca con todas las plazas cubiertas y Lalín pone en marcha el primero de sus seis campamentos

Participantes en 'Silleda, a vila do mañá', ayer, en el pabellón.

Participantes en 'Silleda, a vila do mañá', ayer, en el pabellón. Bernabé/Ana Agra

¿Cómo podemos recuperar la identidad de nuestros pueblos? ¿Cómo podrían volver a ser lugar de encuentro e intercambio? Algunas de estas cuestiones llevaron en su día al estudio POSTarquitectos a crear el proyecto A vila do mañá, una iniciativa educativa y divulgativa para que, desde el juego, la infancia tome conciencia de todas las escalas de lo común: la arquitectura, el patrimonio tangible e intangible, el urbanismo y el paisaje. Con estos objetivos arrancó ayer Silleda, a vila do mañá, que completó las cuarenta plazas ofertadas, tanto en horario de mañana (9:00-14:00) como de tarde (17:00-20:00).

Niños del campamento de Silleda en la Praza Siñor Afranio.

Este proyecto de divulgación se desarrollará hasta el sábado con el pabellón municipal César G. Fares como centro de operaciones. Desde allí salen los niños en grupos a distintas localizaciones de Silleda, que se convierte en tablero de juego y laboratorio de experimentación, toda una realidad nueva por descubrir si se mira y recorre con otros ojos. Algunos salieron ayer hasta la Praza Juan Salgueiro, en donde van a elaborar un muro vegetal y una huerta, aunque no todos pudieron hacerlo debido a la lluvia. Las salidas a este y otros puntos de la localidad se sucederán durante las próximas jornadas, igual que la realización de talleres. Participan niños de entre 5 y 14 años de edad.

Una salida de la carrera de la Romaría do Rapaz. Bernabé/Ana Agra

Trasdeza vivió ya un aperitivo de las actividades estivales destinadas a los niños el pasado domingo, con la Romaría do Rapaz. Fue una edición especial, en formato reducido, para garantizar el cumplimiento de las normas sanitarias. Hubo una carrera de orientación por la mañana, con tres niveles de dificultad y participación de unas doscientas personas de diferentes edades. La fiesta se completó con un espectáculo de circo aéreo, a las siete de la tarde, en el anfiteatro de Siador.

Actuación circense el domingo en Siador. Cedida

Una familia, en la carrera de orientación de Siador. Bernabé/Ana Agra

En Lalín echó a andar el primero de los seis campamentos programados para el verano. Se celebra en el albergue de Mouriscade hasta el 16 de julio en turno de mañana (9:00-14:00) para niños de 6 a 9 años y de tarde (16:00-20:00), de 10 a 12 años. Aventura, descubrimiento y conocimiento medioambiental y cultural marcan el patrón.

Campamento infantil, ayer por la tarde, en el albergue de Mouriscade. Bernabé/Ana Agra

Compartir el artículo

stats