Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿En tu cocina o en la mía?

Chus Aldariz posa en la cocina de su casa, una fuente de inspiración para sus recetas saludables.   | // BERNABÉ/ANA AGRA

Chus Aldariz posa en la cocina de su casa, una fuente de inspiración para sus recetas saludables. | // BERNABÉ/ANA AGRA

Quién diría que el confinamiento serviría como fuente de inspiración. Que en medio de una tormenta sanitaria sin precedentes, alguien encontraría una vía de escape a través de la que explotar todo su talento. La cocina fue una terapia y una forma de alejarse de la tempestad. Chus Aldariz, de A Estrada, se animó a abrir una cuenta de Instagram en la que iba colgando recetas saludables y fáciles, y capaces de hacer la boca agua a sus seguidores. Un año después de lanzarse con este proyecto, Chus se alza con más de 750 personas que siguen asiduamente sus publicaciones. Y todo apunta a que cada vez serán más.

“La cocina siempre me ha gustado y la he entendido como un hobby. Mis amigas me animaron a que abriese un blog o una cuenta en Instagram, porque solía enviarles fotos de lo que cocinaba. Y al final me lancé”, dice la estradense, que también agradece el apoyo que le ha brindado su marido a lo largo de todo este tiempo.

Un pasatiempo

Al principio, la cuenta de Instagram de Chus, @chusicook, era un pasatiempo. “No hago contenido a propósito. En función de las recetas nuevas que voy haciendo, voy subiendo las fotos. Antes lo hacía de lunes a viernes. Ahora dos o tres veces por semana”, explica Chus, que hace hincapié en lo ilusionante que es este proyecto para ella. Pese a que lo considera un hobby y no su profesión, vierte en él su talento y su motivación. Dos motores que alimentan su verdadero objetivo: enseñar a los demás cómo comer de manera más saludable.

“Si alguna persona consigue comer más verduras gracias a esta cuenta, me siento satisfecha”, explica la estradense. Ella busca que sus recetas sean asequibles, con productos que estén al alcance de la mano. Huye de los ultraprocesados, apuesta por lo fresco y rechaza el azúcar. De hecho, la mayor parte de sus recetas son saladas. “Tengo algunos desayunos y postres, pero cuesta más que sean saludables”, dice Chus, que también confiesa que la repostería no es la parte de la cocina que más le apasiona.

De igual modo, semeja que su número de seguidores no es el único que avala el éxito de su proyecto. “En alguna ocasión me han parado por la calle. Me han preguntado cosas acerca de mis recetas personas que solo conocía de vista”, dice Chus, que no puede esconder la ilusión que genera en ella su proyecto de cocina.

La página web

Podría decirse, incluso, que fue la petición popular la que la animó a crear la página www.chusicook.es. “Hay gente, sobre todo la de más edad, que no tiene cuenta en Instagram. Por eso me lancé a crear un portal en el que se pudiese buscar por recetas e ingredientes”, explica la estradense. Además, el mérito es doble. Ella misma se ha encargado de diseñar el logo y la página web. “Estudié Comunicación Audiovisual y tenía algunos conocimientos. Y aunque me llevó su tiempo hacer la página web, me lo tomé como un reto personal”.

Y lo cierto es que las ideas de Chus bullen como una olla hirviendo. Su proyecto más personal consigue alas cada vez que busca maneras de incentivarlo. “El año pasado, en verano, hice un sorteo con un lote de productos de la huerta y una crema de cacahuete hecha por mí”, dice Chus, que continúa buscando alternativas con las que animar a sus seguidores y seguir trabajando en su proyecto. De hecho, Chus aprovecha para anunciar que cuando llegue a los 1.000 hará un nuevo sorteo.

Seguir trabajando

Aun así, Chus admite que quedan cosas en el aire. Y que lo único que tiene realmente claro es que quiere continuar. “Hay gente que comienza este tipo de proyectos y se cansan al poco tiempo. A mí me pasa todo lo contrario”, afirma. Y la ilusión, la motivación y las ganas se notan al otro lado del teléfono. Las palabras también transmiten emociones y Chus sabe como sonreír con la voz.

La pandemia ha sido un motor para ella, que ha expuesto su hobby ante los ojos de los curiosos. Cuyo objetivo es insistir en la necesidad de llevar una vida saludable y enseñar a sus seguidores que mantener una dieta sana no es tan complicado. Al final no importa que sea en tu cocina o en la mía. Sino que sepas cómo hacerlo mejor. La mejor receta la tiene Chus: el ánimo, la alegría en la voz y las ganas de continuar alimentando su proyecto.

Compartir el artículo

stats