Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil se centra en el entorno de Carlos Ares para dar con su paradero

El testimonio de los amigos que lo vieron por última vez resulta crucial | El portavoz municipal del grupo popular organizó a última hora de ayer una batida por montes de la zona con vecinos

Patrulla de Emerxencias Lalín durante la búsqueda de Severino Saa, el sábado. |   // EMERXENCIAS LALÍN

Patrulla de Emerxencias Lalín durante la búsqueda de Severino Saa, el sábado. | // EMERXENCIAS LALÍN

La Guardia Civil ha centrado sus investigaciones en el entorno más cercano de Carlos Alberto Ares para dar con su paradero. Este vecino de A Bandeira, de 48 años, desapareció el pasado jueves de su domicilio en el que convive con su madre sin que por el momento se sepa dónde está. Al parecer, el testimonio de una serie de amigos que lo vieron por última vez la semana pasada puede ser crucial para dar cerrado el caso. Según algunas fuentes, la contradicción de algunos de ellos ha levantado sospechas entre los agentes, que esperan poder aclarar algunos puntos en breve. A última hora de la tarde de ayer, el portavoz municipal, Ignacio Maril, ponía en marcha una batida por montes de la zona en la que participaron vecinos y agentes de la Benemérita. Al cierre de esta edición, no había trascendido novedad alguna. Carlos Alberto Ares, un varón de complexión normal y con calvicie total, vestía vaquero azul, polo verde y zapatillas oscuras en el momento de su desaparición. Además, desde la tarde del pasado jueves su teléfono móvil se encuentra totalmente apagado. Ares es hijo de una señora muy conocida en este lugar de Silleda debido a que durante toda su vida ha estado trabajando en el colegio público. El 642 650 775 y el 649 952 957 son los números habilitados para informar por si alguien sabe dónde se encuentra.

Encuentran a un rodeirense desaparecido

Severino Saa López, vecino de Río (Rodeiro), de 93 años, apareció la pasada madrugada sano y salvo después de que el sábado por la tarde se organizase un dispositivo en su búsqueda debido a la tardanza en regresar a su hogar. Según informa Emerxencias Lalín, fue su hijo quien dio la voz de alarma en torno a las 20.30 horas, tras comprobar que su padre no había vuelto al domicilio después de su habitual recorrido por unas fincas de su propiedad para comprobar su estado actual. A partir de ese momento, el dispositivo montado en el municipio rodeirense para dar con su paradero se completó con agentes de la Guardia Civil de Rodeiro, voluntarios de Protección Civil de Lalín, agentes forestales de Medio Rural y vecinos de la zona. Finalmente, el nonagenario fue encontrado a las 1.30 horas caído junto al río, aunque en buen estado de salud. Saa indicó que había resbalado sobre las 17.30 horas del sábado y que no había podido levantarse desde entonces. El anciano descansa en su domicilio junto a su familia después de reconocer que se encontraba muy fatigado.

Compartir el artículo

stats