Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los concellos recurrieron a la vía ejecutiva para recaudar 450.000 euros de impuestos locales

La mayor parte de los ciudadanos atiende en plazo sus obligaciones tributarias | Solo el de vehículos aporta más de tres millones de euros | Lalín sobresale en el peso que tiene el IAE sobre el total de los ayuntamientos

Acceso principal a la oficina comarcal del ORAL en el consistorio lalinense.   | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Acceso principal a la oficina comarcal del ORAL en el consistorio lalinense. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

La mayor parte de los vecinos de las comarcas cumple en plazo con sus obligaciones tributarias municipales, pero aún así los concellos tuvieron que recurrir el pasado año a la vía ejecutiva para recaudar 450.000 euros. Estos son los datos facilitados por el organismo de gestión tributaria y catastral de la institución provincial (ORAL), que se encarga de la recaudación de los principales impuestos en ocho de los nueve municipios de Deza y Tabeirós-Montes. Solo Forcarei no tiene delegados sus tributos en la entidad de la Diputación.

Los números del pasado curso indican que el ORAL gestionó locales 18.947.379 de fondos líquidos y 15,87 millones fueron de cobros dentro de los períodos legales establecidos a los ciudadanos para saldar sus compromisos tributarios. El montante de cobros efectivos ascendió exactamente a 17.0472.271 euros. Además, según figura en la memoria del mencionado organismo se tramitaron algo más de 1,1 millones correspondientes a abonos pendientes al cierre del año.

El ORAL gestionó al Concello de Lalín un volumen de dinero que rebasa los 5,47 millones de euros y en vía ejecutiva supusieron casi 133.000. Un poco por debajo de este montante está A Estrada, que obtendrá 5.207.161 euros (128.325 en la vía de apremio) y Silleda alcanza los 2.798.908, con 67.288 euros de compromisos tributarios cuyos titulares habían agotado los plazos obligatorios. Los principales impuestos municipales supusieron para la administración local cruceña unas transferencias de 1.204.360 euros, con casi 36.000 gestionados en vía ejecutiva. El hecho de que la mayor parte de los municipios descargue la gestión tributaria en el ORAL se debe a su mayor capacidad para garantizar los cobros de los contribuyentes, tarea que a los ayuntamientos les resulta muy complicada por carecer de los medios técnicos y humanos necesarios. Rodeiro y Agolada, dos municipios de semejante tamaño, muestran unos datos bastante diferentes. En el primer caso los cobros alcanzan un total de 806.184 euros, frente a 647.942 de la administración local agoladesa. Los fondos obtenidos en vía de apremio suman 12.825 y 22.678 euros respectivamente. Y 7.547 euros en el caso de Dozón, ayuntamiento al que el organismo autónomo le gestionó tributos por 240.759 euros. Y en Cerdedo-Cotobade los fondos obtenidos fuera de plazo suman 41.842 euros para un total de cobros por un montante de 1.119.551 euros.

Tipos de impuestos

La contribución es la principal vía de financiación de las administraciones procedente de tributos propios y en consecuencia el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) es el que más peso tiene dentro de las transferencias del ORAL. Son más de 10 millones y medio el montante repercutido el año pasado en la caja de estos concellos, de los que 179.000 se gestionaron en ejecutiva. Los cargos líquidos son los siguientes: Lalín (3.626.191 euros), A Estrada (2.746.331), Silleda (1.448.273), Vila de Cruces (731.038), Rodeiro (590.929), Agolada (410.365), Dozón (173.143) y 805.563 euros para Cerdedo-Cotobade.

El impuesto de circulación dejó algo más de 3 millones y en este caso sobresale A Estrada (950.570 euros) como el que más dinero obtuvo por este concepto, por encima de los 841.718 euros de Lalín o 473.451 de Silleda. En lo que respecta al de actividades económicas el montante económico asciende está por encima de los 760.000 euros. Lalín tiene mucho peso en este volumen, una vez que a esta cuantía aporta 262.524 euros por 114.470 en el caso de la capital de Tabeirós.

Mayor índice recaudador que la media provincial

El ORAL que gestiona por delegación la gestión tributaria de 54 de los 61 municipios de la provincia, cerró el ejercicio 2020 con un índice de recaudación voluntaria de un 85,8% sobre los padrones de los impuestos y tasas, según se recoge en la memoria anual. En el balance de la gestión tributaria, que sobre el total de 113,8 millones de los padrones de los impuestos y tasas municipales gestionados de manera periódica se cobraron globalmente 100,6 millones, lo que supone un índice de un 89,4% de recaudación. El nivel de cumplimiento de los ciudadanos de las comarcas es bastante superior a la media provincial pues está casi tres puntos porcentuales por encima. Y dentro de Deza y Tabeirós-Montes sobresale Rodeiro como el ayuntamiento con el índice de recaudación más elevado al alcanzar el 94,08% del padrón. Por encima del 93 se sitúa Agolada y más allá del 92 están los demás a excepción de Vila de Cruces y Dozón, mientras que en Cerdedo-Cotobade se sitúa en el 89,58 por ciento. El porcentaje de los pagos que los contribuyentes de cada uno de estos ocho municipios asume dentro del plazo legal establecido es también muy elevado y solamente en Vila de Cruces, Dozón, A Estrada y Cerdedo-Cotobade está por debajo del 90 por ciento. La proporción de contribuyentes lalinenses y silledenses que pagan sus recibos a tiempo es muy semejante, y está ligeramente por encima del 90%.

Compartir el artículo

stats