La Xunta avanzó ayer que en las obras del Centro Integral de Saúde (CIS) de Lalín, concluyeron ya íntegramente la fase de excavación de la parcela. Los trabajos, iniciados en mayo, permitieron finalizar el vaciamiento de la excavación y en la actualidad continúan las tareas de apertura de taludes para la disposición de zapatas y vigas de atado. También se acometió cimentación en la zona que ocupará el Punto de Atención Continuada (PAC) y del brazo central.

En esta semana están comenzando el encofrado de los muros de forjado sanitario en el entorno del brazo del PAC. Desde este punto se avanzará hacia el brazo opuesto al disponer en este la salida de tierras de excavación. Se mantiene finales del próximo año para la puesta en marcha del complejo asistencial, en el que se inviernen 9 millones de euros con cargo a fondos europeos.

El edificio está situado en una parcela de más de 15.000 m² del Alto de Vales “y contará con buenas comunicaciones, por la cercanía de la carretera N-525”. En sus instalaciones, de 5.500 m2, habrá área asistencial, área pediátrico, especialidades médicas y unidades complementarias, como hospitalización a domicilio, salud mental, hemodiálisis o atención a la mujer.

El centro será un espacio acogedor, funcional y diáfano que se completará con una plaza que unirá las dos entradas públicas al edificio, una zona verde y cerca de 90 plazas de aparcamiento, tanto para los pacientes cómo para el personal sanitario.