El comercio ha sido, junto con la hostelería, uno de los sectores más machacados por la crisis sanitaria del coronavirus. Cuando parece que comienza a vislumbrarse la luz al final del túnel, el Concello de A Estrada ha decidido respaldar la dinamización de la actividad comercial en el municipio a través de una subvención directa y nominativa a la Asociación de Comerciantes da Estrada (ACOE). Así lo indicó ayer el alcalde de A Estrada, José López Campos, que enmarcó este desembolso entre las actuaciones que se financiarán con cargo a una partida de 2,2 millones de euros –de los 4,3 de remanentes que tiene el Concello– que se aprobará movilizar en el pleno correspondiente al mes de julio.

López Campos indicó que el año pasado las arcas municipales destinaron a la asociación que representa al comercio de proximidad del municipio un total de 50.000 euros, subrayando que esta aportación tuvo “un retorno fantástico” . La nueva subvención triplica esa cantidad y tiene como objetivo respaldar las actividades que programe la asociación para “dinamizar la actividad comercial en la calle”. Asumió el dirigente que se trata de una aportación extraordinaria pensada para paliar la crisis del COVID-19. No obstante, consideró que la cifra podrá dar un apoyo importante a campañas como las que la ACOE tiene previsto realizar en verano y que, previsiblemente, continuarán en septiembre con las campañas de vuelta al colegio y, ya en la recta final del año, con la que acostumbra a ser la principal campaña del año para el sector comercio: la de Navidad.

El primer edil avanzó que la asociación de comerciantes presentará en los próximos días el programa de iniciativas con las que tiene previsto contribuir en las próximas semanas a la dinamización de un sector al que la crisis sanitaria cayó, en marzo de 2020, como un jarro de agua fría, con artículos de temporada ya llegando a unas tiendas que tardaron en poder volver a abrir sus puertas y en recibir a su volumen habitual de clientes.

Las rebajas visten al San Paio

La situación sanitaria igual no ahoga, pero está claro que aprieta. Y bastante. Un importante número de tiendas de A Estrada se sumaron en los últimos días a la campaña de rebajas que algunos establecimientos iniciaron a comienzos de esta misma semana. Si el lunes por la tarde comenzaron a verse en la villa algunos carteles anunciando el arranque de los descuentos en la moda de temporada, en la jornada de ayer fueron ya muchas más las tiendas que siguieron sus pasos, ofertando ya importantes reducciones en las prendas más veraniegas.

Aunque el período de rebajas está totalmente liberalizado, en A Estrada es habitual que estos descuentos no lleguen hasta pasadas las fiestas patronales de San Paio, si bien ya son cada vez más las tiendas que se animan a ofrecer a sus clientes pequeños descuentos en todos o en algunos productos seleccionados para introducir en su armario novedades que poder lucir durante las celebraciones. Sin embargo, este año las rebajas se adelantaron a las fiestas, con unos descuentos propios de una campaña ya avanzada. Así, aunque en algunas tiendas se ofrecen todavía reducciones del 20 o el 30%, otros establecimientos parten ya de descuentos que alcanzan el 40 o el 50% antes de que comience, mañana, las fiestas de A Estrada. Otros negocios, fieles a su costumbre, decidieron aguardar a que llegue el mes de julio –o al menos a que pasen los festejos– para desplegar la cartelería que invite al cliente a entrar y quedarse.