Las asociaciones del Camino de Invierno solicitan a la Xunta de Galicia que corrija el trazado de esta ruta jacobea a su paso por las localidades de Lalín, Monforte de Lemos y O Barco de Valdeorras en los planes básicos de cada concello. También solicitan que se les tenga en cuenta a la hora de decidir actuaciones que afecten a este itinerario, ya que han sido las principales artífices de su recuperación y señalización hasta la actualidad.

Los colectivos de Deza, Ribeira Sacra y Valdeorras se reunieron el pasado miércoles en Monforte de Lemos para abordar la problemática surgida ante la nueva señalización que se está llevando a cabo por parte de la Axencia de Turismo de Galicia. Difiere de la que figuraba hasta ahora en las tres villas citadas y que había sido realizada por las propias asociaciones, en base a la documentación que fueron recopilando a lo largo de más de veinte años. De hecho, las tres enviaron alegaciones en 2019, 2020 y 2021 a las direcciones generales de Turismo y Patrimonio de la Xunta.

La nueva señalización también contó con el rechazo de la ciudadanía, canalizada en asociaciones vecinales como la Eduardo Pondal de Monforte o Porto de A Barca de Valdeorras, e incluso de concellos como el de Lalín. Los colectivos agradecen las rectificaciones realizadas hasta la fecha, pero consideran que “el problema no está resuelto de raíz mientras no se corrija en el plan básico de cada concello ese trazado erróneo”. Entienden que es una herramienta dinámica, susceptible de poder corregir los errores que contenga y que acaban perjudicando directamente a los vecinos, pues no pueden acogerse a los planes de rehabilitación previstos para viviendas situadas al pie de los caminos de Santiago.