Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La operación bikini de Evolutium

Los jóvenes estradenses Mateo Vázquez y Pablo Porto crean una colección de verano con bañadores y bolsos decorados con los fractales del artista local Fernando Porto

Dos de los bikinis y uno de los bañadores diseñados por los estradenses para su línea de verano (arriba). Bikinis y bolsos decorados con fractales (derecha).  | // NÉSTOR RACAÑO

Dos de los bikinis y uno de los bañadores diseñados por los estradenses para su línea de verano (arriba). Bikinis y bolsos decorados con fractales (derecha). | // NÉSTOR RACAÑO

Corría el año 2019 cuando los jóvenes emprendedores estradenses Pablo Porto Barranco, de 25 años, y Mateo Vázquez Torres, de 26 años, en colaboración con el Obradoiro de artesanía de Fernando Porto y Trinidad Barranco, ponían en marcha su propia marca de ropa, Evolutium. Su primer proyecto se centró en la creación y comercialización de camisetas con un diseño propio en el que mezclaban el arte fractal buscando aunar la ciencia y el arte de forma sinérgica. Ese proyecto inicial comenzó con fuerza, aunque se topó con una época complicada con la llegada del COVID solo unos meses después de comenzar la venta. Evolutium decidió aparcar sus proyectos durante el 2020 pero con el 2021 está de vuelta. Su nueva propuesta llega justo para el sol. En la jornada de ayer sus redes sociales y su web anunciaron la comercialización de nuevos productos, esta vez con una línea de verano. 

Bikinis, bañadores para hombre, bolsos y neceseres conforman el paso adelante dado por la joven firma estradense. “Ahora estamos madurando. Estamos dando un salto generacional”, reconocían ayer, Pablo Porto y Mateo Vázquez, hasta arriba de trabajo para poner la venta online a funcionar. Ese salto viene de su apuesta por ofrecer un producto de calidad, en el que han cuidado todos los detalles. “Aunque siempre nos centramos en la calidad de las impresiones, este año hemos buscado un mayor aporte de calidad y duración en los materiales”, afirman, además de seguir aportando una línea de sostenibilidad. 

La operación bikini de Evolutium

La confección de sus prendas se inicia con la adquisición de las telas estampadas, que llegan procedentes del País Vasco o de Granada, porque “es difícil encontrar este tipo de personalizaciones en Galicia”. Una vez aquí comienza el trabajo de confección, siguiendo en todo momento los diseños creados por ellos. “Ahora mismo estamos más profesionalizados y eso nos permite centrarnos en los pequeños detalles”, explican los emprendedores estradenses. 

El resultado final es una colección “limitada” en la que cobran protagonismo de nuevo los diseños fractales del artista local Fernando Porto, en esa idea de seguir mezclando arte y ciencia con moda. Más allá del diseño y la creación, Evolutium también ha dado un paso al frente a nivel de promoción. Han contado para ello con la ayuda de muchos amigos de A Estrada, entre ellos el fotógrafo Néstor Rancaño, o el piloto de drones Óscar Varela. En la jornada de ayer dieron comienzo a su “precampaña”, con descuentos iniciales. Esta colección de verano solo podrá comprarse online.  

Evolutium sin embargo no ha dejado de lado su línea inicial de camisetas. Porto y Torres explican que todo el stock creado se vendió durante los meses siguientes a su puesta en marcha, quedando solo un remanente de unas pocas esperan poder poner a la venta en los meses de octubre y noviembre cargadas de nuevo de novedades. 

Compartir el artículo

stats