Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Tecor de Dozón sopesa excluir las fincas que denuncien daños

Mantendrá las batidas durante todo el mes, a pesar del calor | Reprende a Unións Agrarias por promover esas demandas

Miembros de la directiva del Tecor, durante una entrevista para un programa televisivo.//Bernabé/Javier Lalín

Miembros de la directiva del Tecor, durante una entrevista para un programa televisivo.//Bernabé/Javier Lalín

Los socios del Tecor decidirán este domingo en asamblea (en el recinto de A Gouxa, a partir de las 10.30 horas) si renuncian al aprovechamiento cinegético de las parcelas cuyas explotaciones denuncien a la sociedad de caza por daños de jabalí.

El presidente del Tecor, José Rodríguez, asegura que se valorará esa medida “porque no nos dejan opción”. El colectivo tiene que hacer frente a una compensación de 6.351 euros, y tiene recurrida otra sentencia, que le condena a abonar 3.300 (el dueño solicitaba 10.000). Los destrozos tuvieron lugar en octubre de 2019 en parcelas de Saa, Vilarello y Moi. En cualquier caso y al margen de que prospere o no el recurso, los dos fallos judiciales ya dejan muy tocadas las cuentas del Tecor. Por de pronto, “supone que todos los socios tengamos que aportar nuevas cuotas para hacer frente a este gasto”. Rodríguez, en nombre del colectivo, señala que estas sentencias son injustas, máxime cuando las cuadrillas de jabalí “nos estamos implicando de lleno durante los últimos años para minorar estos daños”.

El Tecor cubrió el cupo de precintos durante la temporada pasada, tras una ampliación, y empezó el pasado fin de semana las batidas por daños, pese a las temperaturas por encima de 30 ºC, con el consiguiente riesgo para cazadores y perros. Las batidas continuarán durante todo este mes, para que quede claro el compromiso de los cazadores con los ganaderos del municipio. Las batidas podrían seguir en julio si hubiese daños. A finales de agosto ya comienza la temporada de caza.

Decisión legal

Así, al excluir esas fincas que presentaron denuncias por daños, “quien nos denuncie sabrá que nosotros ya no participaremos en la ayuda a su problema y que los socios del Tecor no le pagaremos los daños”. Rodríguez recalca que esta decisión no pretende eludir responsabilidades, sino que “igual que nos denuncian en aplicación de la letra pequeña que marca la norma, y que nos responsabilidad de todo una vez que tenemos derechos cinegéticos, podemos entrar en el mismo juego y, de modo totalmente legal, poder desprendernos y renunciar a los derechos de aquellas parcelas que no sean de interés para el Tecor”.

En este sentido, los cazadores de Dozón reprenden a Unións Agrarias en su estrategia de denunciar daños como medida de presión ante la Xunta. “El sindicato no les contó toda la verdad a aquellos a los que animan a denunciarnos, ya que a los Tecores también nos ampara legalmente adoptar estas decisiones”. José Rodríguez añade que las demandas deberían ir dirigidas a la administración pero sin involucrar a los Tecores.

Compartir el artículo

stats