DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gestión de la basura genera un déficit anual de 251.000 euros al Concello de Lalín

El tratamiento de los residuos en Sogama acarrea un gasto de 40.000 euros al mes | Los ingresos por el servicio suman 983.000 euros y los costes rebasan los 1,2 millones

Contenedores repletos y basura tirada en una calle lalinense. |   // S.S.V.

Contenedores repletos y basura tirada en una calle lalinense. | // S.S.V.

Cada gallego genera un promedio de 420 kilogramos de basura al año y la comunidad autónoma, según los últimos estudios oficiales, está a la cola en España en reciclaje. La gestión de los residuos sólidos urbanos es un problema medioambiental, pero también económico y hasta la fecha no existe una receta mágica: solo la concienciación social sobre la importancia de separar los desechos y aminorar el consumo de plástico y otros materiales se antoja la única salida.

Quemar algo que no arde no parece la mejor vía para aminorar la producción de residuos que van al contenedor de orgánicos, pero el compostaje no acaba de asentarse entre la población, tampoco la lalinense. Más allá de tímidas campañas de sensibilización o sumarse al proyecto provincial, no existe ni en esta localidad ni en general en la comunidad autónoma, un modelo definido. Al Concello de Lalín le cuesta al año 479.862 euros la factura de Sogama; o lo que es lo mismo, destina un promedio de 40.000 euros mensuales al tratamiento de residuos que, en parte, acaban como combustible para producir energía eléctrica. Otros 754.514 euros habilitó el año pasado la administración municipal para mantener el servicio de recogida de basuras –en el mismo se incluye la limpieza viaria–, mientras que los ciudadanos aportaron en total a las arcas locales 983.262 euros. Es decir, la basura genera un déficit de más de 251.000 euros anuales. Estos son los números reales de la liquidación presupuestaria del pasado curso, no las estimaciones de ingresos y gastos que un ayuntamiento dibuja en la confección de sus cuentas.

El Concello acaba de superar con nota una convocatoria de la Xunta y Ecoembes que buscaba la reducción del 10% en la generación de envases ligeros, pero esta campaña, para muchos, en breve quedará en el olvido.

Por otro lado, el ayuntamiento licitó semanas atrás la concesión del servicio público de abastecimiento de agua potable y saneamiento por un importe de 24,5 millones para veinte años, prorrogables a cuatro más. Durante el pasado ejercicio los lalinenses abonaron por consumo de agua y alcantarillados 1.103.975 euros (477.000 corresponden a saneamiento) y en este caso la gestión de este servicio no arroja déficit pues los gastos fueron de 1.040.522 euros. Pero no conviene perder de vista que la recaudación por consumo de agua aumentó de una manera espectacular en comparación con los balances del año anterior. Si en 2019 los ingresos municipales sumaron 423.000 euros, en el pasado ejercicio se liquidaron 626.500.

Compartir el artículo

stats