Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Estrada “aloita” para que la Xunta declare la tradición de la Rapa das Bestas BIC inmaterial

El Concello avanza, junto a la asociación de Sabucedo, en un trámite para el que se pidió colaboración de la Xunta | Esperan que técnicos validen el trabajo hecho hasta ahora

Xunta, Concello y Rapa das Bestas acordaron colaborar para impulsar esta declaración. |   // BERNABÉ/J.ASOREY

Xunta, Concello y Rapa das Bestas acordaron colaborar para impulsar esta declaración. | // BERNABÉ/J.ASOREY

La Rapa de 2019 estaba a punto de convertir Sabucedo en un hervidero turístico cuando el Conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, recogió un guante sobre la arena del curro del Campo do Medio. Se lo había lanzado el entonces presidente de la Asociación Rapa das Bestas, Henrique Bazal, quien aprovechó la visita del dirigente autonómico para pedirle apoyo para que esta tradición ancestral alcance su reconocimiento como Bien de Interés Cultural (BIC) de carácter inmaterial.

“Tomo el guante para trabajar conjuntamente en la declaración como Bien de Interés Cultural”, dijo entonces el conselleiro. Desde aquel momento han pasado casi dos años. Sin embargo, la situación dista mucho de la que aquel julio de 2019. Una pandemia se ha encargado de poner palos en las ruedas de muchos proyectos, obligando en 2020 a cancelar la celebración de esta Fiesta de Interés Turístico Internacional y a retrasar este año su celebración hasta finales del mes de agosto en un intento por conciliar esta tradición con un contexto de mayor seguridad sanitaria por el avance de la vacunación contra el COVID-19.

Caminando

Sin embargo, si entonces Rodríguez dijo recoger el guante, la buena disposición mostrada por el titular de Cultura no cayó en saco roto. Su invitación a que Xunta, Concello y Asociación Rapa da Bestas trabajen de forma coordinada para alcanzar esta distinción para una fiesta que atrae cada año a miles de personas no se olvidó. Tanto es así que en los últimos meses el expediente ha podido iniciarse, al menos en lo que son sus prolegómenos. El ayuntamiento y Rapa das Bestas han emprendido un trabajo de recopilación de material que pueda avalar el reconocimiento que se pide para hacer de esta fiesta un acontecimiento todavía mayor que pueda ampararse con la protección institucional que se presume a cualquier BIC. Desde la administración municipal se establecieron contactos técnicos con el departamento autonómico de Patrimonio para asegurar que el trabajo que se está realizando de cara a respaldar la tramitación para que la Rapa sea declarada BIC inmaterial se esté llevando por buen camino.

El colectivo Rapa das Bestas está totalmente implicado con la procura de esta distinción, entendiendo que sería un respaldo muy importante para una fiesta a la que en 2007 se le reconoció su proyección internacional.

El primer BIC inmaterial

En el caso de que el procedimiento avance y la Rapa das Bestas fuese declarada Bien de Interés Cultural (BIC), sería el primero que tendría el Concello de A Estrada de carácter inmaterial. En este sentido, conviene aclarar que los BIC son aquellos bienes muebles, inmuebles e inmateriales más destacados del patrimonio cultural de Galicia. Este reconocimiento se realiza mediante decreto de la Xunta y, tras su declaración, se inscriben en el Rexistro de Bens de Interese Cultural de Galicia, donde se encuentran localizados e identificados, anotándose todos los actos que se realicen sobre cada uno de ellos y que afecten al contenido de su declaración como BIC. Por tanto, ello comporta un nivel de vigilancia y protección sobre el bien en cuestión que alcanza esta distinción. El citado inventario contempla ya como BIC en el caso de A Estrada la Torre de Guimarei, el contorno del Pazo de Oca, el propio palacio en calidad de monumento histórico-artístico y el puente medieval de Pontevea (sumado en 2017 y compartido con el Concello de Teo).

El Concello barajó en su momento tramitar un expediente para que se declarase BIC la aldea de Sabucedo. Sin embargo, finalmente descartó esta propuesta para apostar –parece que decididamente– para que sea la Rapa das Bestas como tradición la que se ampare con esta distinción.

Compartir el artículo

stats