Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Larraitz urruzola nn | Actriz

“El carácter hizo que Pardo Bazán se abriese camino en la vida desbrozando”

El domingo se pone en la piel de la autora de “Los Pazos de Ulloa” en el Espazo Liñares

Larraitz Urruzola e Inacio Vilariño, ayer, en el exterior del Pazo de Liñares.   | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Larraitz Urruzola e Inacio Vilariño, ayer, en el exterior del Pazo de Liñares. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Las entradas ya están agotadas para poder asistir este domingo a la primera de las visitas teatralizadas en el Pazo de Liñares de la mano de Emilia Pardo Bazán. La sesión que repetirá cita el 13 de junio, también a las 12.00 horas, está organizada por la Diputación y correrá a cargo de la compañía Fantoches Baj, con Inacio Vilariño en la piel de Amalio Taboada y Larraitz Urruzola en la de la Pardo Bazán.

–¿Cómo van a plantear la visita teatralizada en el Pazo de Liñares?

–Vamos a utilizar los personajes de Emilia Pardo Bazán, que era amiga de la familia Taboada y pasaba largas temporadas en el pazo, e Inacio hará de Amalio Taboada. Entre los dos intentaremos hacer una visita guiada por el edificio. Hablaremos de su estructura arquitectónica, de la heráldica del lugar y de algunas cuestiones referentes a la vida que se desempeñaba en su interior. También haremos una pequeña escena con títeres en el Pazo de Liñares que está basada en un texto de Emilia Pardo Bazán.

–¿Cómo será la Emilia Pardo Bazán interpretada por usted?

–Yo intento acercarme lo más que pueda a la figura de una mujer con mucho carácter, una mujer documentada y estudiosa, que sabe de lo que habla y que gusta de compartir con los demás su afición del conocimiento a través de la cultura. Dentro del papel y del texto que me configuró Inacio, que realmente es el autor, director y productor de este interesantes proyecto, pues ese será el perfil del personaje que me diseñó él. Está inspirado, como no podía ser de otra forma, en la vida y en los textos y todo lo que él recogió sobre Pardo Bazán.

–¿Qué rasgo destacaría de doña Emilia ahora que tiene que ponerse en su piel por unas horas?

–Sin duda alguna, su determinación y su seguridad a la hora de sacar sus ideas para adelante. También me gusta ese espíritu luchador que siempre le caracterizó y el carácter que hizo que en algunos momentos especiales de su vida se abriese camino desbrozando. Se trata de una mujer muy interesante desde todos los puntos de vista.

–Existe una polémica en torno a la condición de feminista de la autora de “Los Pazos de Ulloa”. ¿Piensa que Pardo Bazán lo fue?

–Desde luego, cualquier mujer a lo largo de la historia que defendió que las mujeres pudiesen acceder a cualquier espacio en la sociedad o estamento pues es siempre una lucha que hemos heredado las mujeres de hoy en día. Me refiero a la suma de tantas luchas de las mujeres de todas las clases sociales, desde lo más bajo hasta lo más alto, cada una contextualizada en el tiempo que le tocó vivir, por supuesto. Emilia Pardo Bazán sí que hizo una labor importante, por su puesto, para la visualización con su lucha.

–¿No le parece que la teníamos algo olvidada a pesar de todo?

–No lo creo. Es evidente que este año de una forma u otra se está hablando mucho de ella entre el aniversario, lo del Pazo de Meirás otros temas. Pienso que se está recordando mucho a Emilia Pardo Bazán en el contexto de las mujeres gallegas representativas que hicieron una labor cultural y significada a lo largo de su época.

–¿A quiénes se refiere?

–Evidentemente, hablo también de alguien como Rosalía de Castro que, lógicamente, está mucho más visibilizada que Pardo Bazán o incluso Concepción Arenal, que hasta ahora no lo fueron tanto, desgraciadamente. De todas formas, espero que de ahora en adelante se trabaje un poco más alrededor de esa idea porque pienso que sería algo muy interesante y enriquecedor para todos en nuestra sociedad.

–Bueno, usted ya tiene experiencia en lo de ofrecer su versión de alguna de esas mujeres, ¿no?

–Es cierto. Yo, en concreto, con mi compañía ya tengo hecho trabajos alrededor de la vida y la obra de Rosalía de Castro y acabo de estrenar, también en mi compañía, una pieza escrita y dirigida por Inacio Vilariño sobre Concepción Arenal y sus fábulas originales, que escribió para la infancia. Y ahora Inacio me encargó desempeñar de este su proyecto la figura de Emilia Pardo Bazán para estas visitas guiadas. Poco a poco se va haciendo trabajo, pero realmente hay figuras femeninas a lo largo de la historia que clarísimamente fueron invisibilizadas.

–¿Qué le parece el Pazo de Liñares como escenario teatral?

–Ya lo conocía desde que se hizo la rehabilitación y acogió el Museo do Títere que gestionaba la compañía Viravolta y me parece un espacio muy interesante. Es un lugar precioso y un espacio cultural de lo que todos podemos disfrutar ahora que el edificio tiene toda la estructura que lo soporta totalmente restaurada. Está claro que hay que hacer lo posible por dinamizarlo, llenarlo de contenido apropiado, acercarlo al mayor número de gente posible y que exista un diálogo de todo tipo entre todas las sensibilidades que pueda haber dentro del ámbito de la cultura. Lo ideal es que dentro de él se pueda trabajar desde muchísimos aspectos que nos afectan a la sociedad, claro.

Compartir el artículo

stats