DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo tesoro del Castro de Doade

La séptima campaña arqueológica podría haber encontrado un torreón en el recinto

Trabajos arqueológicos, ayer, en el Castro de Doade Bernabé/Javier Lalín

Las excavaciones del Castro de Doade no dejan de sorprender incluso a los que en ellas trabajan y que están más acostumbrados a distintos tipos de hallazgos. Vanesa Trevín, responsable de los trabajos, desvelaba ayer mismo que “estamos a punto de caramelo para encontrar cosas. Nos falta por retirar el derrumbe”. Tanto ella como sus colaboradores llevan días conteniendo la respiración para que su último descubrimiento se convierta en algo tan espectacular y emblemático como es una construcción defensiva en la entrada del famoso castro dezano.

La joven arqueóloga no puede ocultar su satisfacción por haber dado con un nuevo tesoro en la edificación castreña, a la espera de confirmación. Trevín explica que “esperábamos encontrar línea de muralla por un lado, y también una zona de entrada y acceso al castro. De momento, parece que tenemos un muro de bastante entidad en una zona un poco más arriba de la línea de muralla que excavamos el año pasado. Con lo cual, puede pasar que sea un refuerzo en el medio de la muralla para anchearla y reforzarla o podría ser también que tuviéramos un torreón de defensa en plena muralla”. La responsable de los trabajos de Doade no duda en manifestar que “estamos muy ilusionados pero aún hay que quitar una capa de tierra que nos va a decir lo que hay debajo. Creemos que podríamos encontrar un torreón y el resto de la línea de muralla”. Trevín considera que “normalmente, algún tipo de estructura sí que tenían para vigilar las zonas de entrada. Todavía no sabemos si es realmente un torreón ni nada concreto. Estamos aún haciendo muchas especulaciones. Hasta dentro de un par de días no vamos a tener nada concreto pero la cosa pinta bien”.

Restos de cerámica castreña de Doade Bernabé/Javier Lalín

La directora de los trabajos en el Castro de Doade resume los primeros días de su séptima campaña señalando que “empezamos el día 10 de mayo y vamos a estar hasta el día 31. Estamos hablando de que si no nos da tiempo de dejarlo perfecto y de localizar absolutamente todo, de echar un par de días más. Lo estamos hablando todavía con Manuel Blanco, el director de Casa do Patrón”. Y en cuanto a sus colaboradores en esta nueva aventura, Trevín subraya que “el equipo de trabajo lo repetimos. Somos cuatro de la empresa y los estudiantes cambian cada año porque es gente que está haciendo prácticas o bien en la carrera o bien en el doctorado”.

Clima y restauración

La meteorología es otro aspecto que hay que tener en cuenta en este tipo de trabajos. Al respecto, Vanesa Trevín señala que “tuvimos muy mal tiempo durante la primera semana, que nos ralentizó un poco el inicio cuando sacamos la parte de arriba. De hecho, esa capa de relleno nos costó un poquito sacarla porque llovió muchísimo. Sin embargo, la semana pasada vino más o menos buena y parece que en esta también”. La directora de la excavación concluye recordando que “después de hacer la excavación tendremos un período de quince días de restauración en el que consolidaremos las estructuras que vayamos encontrando. En esa tarea trabajarán dos profesionales”.

Compartir el artículo

stats