Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo neva collazo nn | Trompa solista de la Staatsorchester Stuttgart

“Descubrí la trompa de pequeño en las fotos de los libros de música de casa”

“Aquí nos preguntan cómo es que vamos a Alemania habiendo tanto nivel en España”

Pablo Neva Collazo tiene raíces familiares en Merza.

El marinense con raíces en Merza, Pablo Neva Collazo, consiguió esta semana hacerse con el puesto de trompa solista en la prestigiosa Staatsorchester de Stuttgart. Neva tuvo que medirse a una serie de aspirantes procedentes de distintas partes de planeta para hacerse con el puesto en la formación germana.

–Le pilló la pandemia en Stuttgart. ¿Cómo vivió la situación?

–Llevo cerca de un año y medio viviendo en Alemania. De hecho, me tuve que quedar aquí durante todo este tiempo pero como es un sitio que me gusta mucho, digamos que fue mucho más llevadero.

–¿Cuándo realizó las pruebas para acceder a la orquesta?

–Las pruebas fueron el lunes y martes pasados. Aquí en Alemania para hacer pruebas de orquesta funcionan mediante invitación. Es bastante complicado conseguirla de buenas a primeras porque no es como en España, donde si cumples los requisitos dejan ir a todo el mundo. En Alemania son más estrictos. El lunes éramos 30 personas y el martes, en la prueba principal, quedamos sólo dos finalistas.

–Una proeza, vamos...

–Sobre todo porque el sistema de eliminación fue constante, lo que te obliga a estar mentalmente muy concentrado para poder seguir adelante en las audiciones. Si hay una ronda mala, te vas fuera.

–¿Es un plaza fija?

–Sí, lo que pasa es que en Alemania en todas las orquestas el primer año es de prueba. Cuando acaba tu contrato del primer año, la orquesta se reúne para decidir si te quedas de forma indefinida.

–¿Tiene pensado seguir viviendo en Alemania mucho tiempo?

–De momento, me gustaría quedarme aquí porque también soy estudiante en la universidad. Ahora mismo estoy en el último año de mis estudios de música. Como digo me gusta mucho la ciudad y prefiero quedarme aquí, hacer el año de prueba, y adquirir experiencia orquestal, algo muy importante.

–¿Qué fue lo que le atrajo de un instrumento como la trompa?

–Creo que elegí tocar la trompa porque no deja de ser un instrumento curioso. Además, como en mi familia mi madre y mi padre son músicos, y tenía en casa libros de música con fotos de instrumentos. De pequeño me llamó la atención la trompa por ser diferente. Estoy contento de haberla elegido.

–¿Todavía nos queda mucho en España para alcanzar el nivel de formación musical de Alemania?

–En España hay un muy buen nivel de músicos. Aquí, por ejemplo, en Stuttgart somos muchos los españoles que estamos formándonos. Nivel hay. Lo que siempre nos preguntan aquí es que, habiendo tanto nivel allá, cómo es que venimos aquí. Lo cierto es que lo hacemos porque hay muchas oportunidades laborales y la calidad de la enseñanza es muy buena. Lo que es capital humano, España está genial. De hecho, en la audición de esta semana de los 30 invitados igual 6 o 7 éramos españoles. Es más un problema del sistema de enseñanza español que de la gente en sí.

–¿Tiene pensado seguir viajando o espera volver a su tierra?

–Estoy a gusto trabajando en Alemania y, en principio, me gustaría quedarme aquí. Obviamente, echo de menos Galicia, y Merza, pero más en plan de vacaciones.

Compartir el artículo

stats