Para todo hay una primera vez. Y si eres un afortunado, puede que no necesites más intentos para saborear el éxito. Puede que haya sido el talento o el esfuerzo. Pero de lo que no cabe duda es de que el equipo del IES Marco do Camballón de Vila de Cruces se ha alzado con el primer premio en la categoría de Bachillerato del concurso de debate Parlamento Xove.

El equipo ganador está formado por cuatro estudiantes cruceños: Lucía Puga, Nerea Duarte, Breogán López y Aleixandra Torres. Esta última aseguró que pasaron “muchos nervios” pero que la victoria fue merecida. La alegría que desprendía al otro lado del teléfono era una buena muestra de ello.

Y es que este fin de semana ha sido frenético para estos alumnos del Marco do Camballón. El viernes por la tarde asistieron a los cuartos de final, en los que tuvieron que posicionarse en contra de la limitación del uso de las pantallas en la gente más joven. Este encuentro tuvo una particularidad: debido a la crisis sanitaria decidieron que se celebrase vía online.

La semifinal

El equipo cruceño consiguió clasificarse para la semifinal, que se celebró ayer en el Parlamento de Galicia. El tema a debate volvió a ser el mismo que el de los cuartos de final, pero en esta ocasión tuvieron que defender la postura a favor. Se enfrentaron a un equipo de La Salle, y consiguieron sobreponerse a ellos.

Así, lograron llegar a la final, que también se celebró ayer. En esta última etapa, antes de declararse vencedores, los alumnos del Marco do Camballón volvieron a debatir sobre el mismo tema que en momentos anteriores. En este caso, frente al IES de Becerreá.

"Hemos trabajado mucho"

Y ahí, en una mañana de sábado en el Parlamento de Galicia, los estudiantes cruceños pusieron toda la carne en el asador para alzarse con la victoria. Porque el esfuerzo, a fin de cuentas, siempre merece la pena. “Nos reuníamos todas las semanas fuera de las horas de clase. Hemos trabajado mucho pero teníamos muchas ganas y estamos contentísimos con el resultado”, declara Aleixandra Torres.

Hoy seguirán celebrando su victoria, pero no se olvidan de resaltar la importancia de dominar la buena dialéctica. “Debería potenciarse más porque es algo muy necesario y que te va a hacer falta el resto de tu vida”, concluye Torres. Y es que fue su profesora de Iniciación al Debate la que les propuso enroscarse en esta aventura. La educación, los buenos docentes y los alumnos comprometidos. Ahí está la receta para conseguir el éxito. O, al menos, para saber defender con uñas y dientes la mejor batalla dialéctica.