DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las leyendas del otro lado del Ulla

Alumnado del CEIP O Foxo participa en un taller de tradición oral.

Alumnado del CEIP O Foxo participa en un taller de tradición oral.

Dicen por ahí que el Ulla guarda secretos. Que sus aguas esconden historias olvidadas. O que, en el mejor de los casos, solo son recordadas por las mentes más ancianas. Pero hay quien se resiste al abandono y lucha ferozmente por conservar el patrimonio inmaterial a las orillas del Ulla. El alumnado del CEIP O Foxo ha sido un buen testigo de ello. Los estudiantes e 5º y 6º de Primaria participaron el viernes en un taller de tradición oral impartido por la Asociación Raiceiros, uno de esos colectivos que se esfuerza por mantener viva la cultura de transmisión oral que todavía pervive a las dos orillas del río.

Dicha entidad, que es natural de Vedra, regaló a los participantes un cuaderno de trabajo en el que se pueden leer adivinanzas, refranes e incluso leyendas recogidas en la comarca natural del Ulla. Hay dos historias que llaman especialmente la atención por tener una vinculación directa con la orilla que el río acaricia a su paso por A Estrada. Como en toda historia legendaria, es difícil saber donde se encuentra el límite entre la ficción y la realidad.

Mito en Agronovo

Sea como sea, una de las leyendas que la Asociación Raiceiros recoge en su cuaderno de trabajo está ambientada en la zona de Agronovo, situada entre las parroquias de Santa Cruz de Rivadulla, en Vedra, y la de Arnois, en A Estrada. Justo ahí, en el medio del río, había dos islotes que se podían cruzar a pie en verano.

Parece ser que hace cientos de años una mujer decidió esconderse junto a su hija en ese pequeño islote para evitar que se llevasen a la niña a ejercer de criada a Santiago. Según cuentan, dicha mujer construyó una casa. Dónde está y qué fue de ella es otra historia.

La segunda leyenda, en esta ocasión recogida en la parroquia estradense de Ribeira, narra uno de esos sucesos mágicos que quieren rozar lo imposible. Sin embargo, ahí está: manteniéndose vivo pese al paso del tiempo.

Magia en Ribeira

Así es que los vecinos de Ribeira le contaron a la Asociación Raiceiros que en la época de la Guerra de Independencia, todos aquellos que quisiesen cruzar el Ulla tenían que utilizar barcas de gran tamaño. Fue entonces cuando un arriero, que iba montado en una mula y llevaba unas cuantas detrás, se quedó dormido antes de cruzar el río. Sin embargo, las mulas fueron capaces de seguir su camino y, al parecer, ellas mismas encontraron la forma de poder atravesarlo a pie. Lo curioso es que el arriero, tiempo después, se despertó en tierras de Vedra, sin entender cómo era posible que sus animales se hubiesen lanzado a la corriente.

Dicen por ahí que todas las leyendas tienen una parte de verdad y otra de mentira. Pero lo que es realmente mágico de estas historias es que nunca, nadie, podrá llegar a dilucidar qué se esconde detrás de ellas. Por eso, y por conservar esa rica tradición oral que sobrevive en el Ulla, los proyectos de recuperación cultural se merecen un sonoro aplauso. El mismo al que tanto miedo le tiene el olvido.

Dós decadas manteniendo viva la cultura local

Desde la Asociación Raiceiros hablan con humildad: “Es un colectivo pequeño, que nació en el 2001, y tan solo somos un grupo de gente que trata de sacar cada año un proyecto que ponga en valor la comarca natural del Ulla”. Entre la gran cantidad de actividades que han llevado a cabo a lo largo de sus dos décadas de existencia, es difícil escoger solo una. Una de las más recientes es su cuaderno de trabajo Ulla naturalmente, que precedió al Ulla oralmente en el que se recogió la tradición oral cultivada a las orillas del río. En el primero se quiso poner en valor la flora y la fauna del Ulla pero, sobre todo, su difusión en los centros escolares. Según explicaron desde la asociación, creen que la educación es la base de todo. Y, en su caso, la mejor manera de plantar la semilla del amor hacia el Ulla. Difundir, así, lo importante que es la conservación del medio ambiente y del patrimonio inmaterial. Ese que, aunque no se vea, vale su peso en oro.

Compartir el artículo

stats