Los bomberos con sede en Silleda se desplazaron este sábado, sobre las 20.00 horas, al kilómetro 186 de la N-640, en el límite entre Silleda y a Estrada, para sofocar un fuego en un Mini Cooper. Las llamas comenzaron por el maletero, posiblemente debido a un fallo eléctrico. El dueño tuvo tiempo de apartar el coche de la vía y salió ileso.

Ya por la mañana, Bomberos y GES de Lalín fueron alertados de otro incendio en un tractor que circulaba por la N-525 hacia Silleda, a la altura de Grúas Toimil. Una conductora que vio el incidente ayudó a sofocar el fuego con un extintor. Tampoco hubo que lamentar daños personales. Sí hubo una persona herida, en cambio, en un accidente de moto, a media tarde, en la PO-902, a su paso por A Xesta. Por último, una falsa alarma por un incendio urbano en Lalín desplegó a los servicios de extinción. Resultó proceder de la chimenea de una vivienda.