Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

David lariño nieto | Gran maestro de ajedrez

“El ajedrez es un deporte que atrae a especialitos y a los superdotados”

“Desde que salió la serie Gambito de dama vienen más chicas para querer aprender”

David Lariño (izqda.) jugando una de las partidas simultáneas en el IES Aller Ulloa Bernabé/Javier Lalín

Nacio en Esteiro (Muros) hace apenas 31 años y es Gran Maestro (GM) de ajedrez, que es el título más importante que otorga la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE). David Lariño Nieto se pasó ayer por el IES Aller Ulloa de Lalín para jugar varias partidas simultáneas y, también, dar a conocer su experiencia como ajedrecista a los alumnos del centro escolar lalinense.

–¿Con cuántos estudiantes del Aller Ulloa se las vio en el tablero?

–La verdad es que me tuve que levantar a las 7 de la mañana para poder estar a tiempo en Lalín y ya perdí de la cuenta de a cuántos me tuve que enfrentar pero muchos. Más de un centenar, seguro. De todas formas, ya estoy acostumbrado.

–¿Dónde empieza el deporte y acaba el juego en el ajedrez?

–Sinceramente, si te dedicas y te esfuerzas en jugar al ajedrez, es un deporte con todas las letras. Eso sí, es muy difícil y complicado. De hecho, yo ahora noto mucha diferencia de cuando era más joven, cuando estaba en forma, a como juego ahora. En esta etapa de mi vida me canso mucho físicamente y no aguanto bien un torneo ni tampoco partidas de larga duración. Me siento más lento y, por supuesto, cometiendo más errores que cuando era más joven y andaba fino.

–Ustedes tienen fama de reservados e introspectivas. ¿Es una etiqueta impuesta o es cierto?

–Especialitos hay unos cuantos en esto del ajedrez. Realmente, no es tan exagerado como se puede pensar desde fuera porque al fin y al cabo todo el mundo es medio raro o especial pero sí es cierto que el ajedrez atrae más a este tipo de gente. También hay que decir que son muchos los denominados superdotados que se acercan al ajedrez. Pienso que tiene que ver con que se trata de un deporte que puedes jugar tú solo y no tienes que hablar con nadie, es posible que lo utilicen como un recurso. De hecho, yo antes era así, no hablaba con nadie y en el ajedrez estaba muy cómodo creando mi propia burbuja para poner en práctica mi arte.

–¿Está todo inventado en este deporte o queda aún por hacer?

–Ten en cuenta de que cada partida es una nueva experiencia para el que se pone delante de un tablero. No es infinito pero casi para el ser humano porque, además de la capacidad intelectual de cada uno, también depende del nivel de estudio del ajedrez. Siempre digo que el ajedrez es un deporte demasiado complejo porque también entran en juego aspectos psicológicos.

–¿Hay alguna edad media para la retirada del deporte del ajedrez?

–Si quieres puedes jugar toda la vida. Kárpov, por ejemplo, es un Gran Maestro Internacional que no se retira cuando ya está cerca de los 70 años. En el resto de los deportes el físico te condiciona mucho más. En el ajedrez claro que vas a bajar de nivel con el paso de los años pero puedes seguir jugando.

–¿Por qué hay tan pocas mujeres en la élite ajedrecista?

–Es una realidad que existe desde hace mucho tiempo. Personalmente, yo pienso que no les llama mucho la atención. Cuando llegan los 15 años, que es una edad en la que muchos chavales se sienten atraídos por el ajedrez, a ellas no les acaba de enganchar. Sin embargo, desde que salió la serie Gambito de dama noto que vienen cada vez más chicas. Lo cierto es que no hay igualdad entre hombres y mujeres en el ajedrez ni de cerca.

–¿Cómo se explica la supremacía del Este europeo en el ajedrez?

–Es muy fácil: Aquí, cuando naces, te meten el chupete y allá te meten un tablero de ajedrez debajo del brazo. En esos países empiezan a jugar a los 3 o 4 años de edad. Van sacando jugadores como si fuera una auténtica fábrica. Y cada vez más porque las tecnologías aún espabilan más a los chavales.

–Si tuviera que explicarle a alguien para qué sirve en la vida real el ajedrez, ¿qué le diría?

–Sirve absolutamente para todo. A mi me ayudó muchísimo para poder relacionarme pero también en conocer formas de pensar y de reaccionar. Muchos empresarios amigos que antes de serlo jugaban al ajedrez utilizaron estrategias procedentes de este deporte en sus negocios. Incluso el entrenador Quique Setién reconoce que el ajedrez le ayuda para planificar los partidos.

Compartir el artículo

stats