El pabellón Coto Ferreiro de A Estrada registró a mediados de la pasada semana un robo de material. Unos días después, la Guardia Civil dio con los autores de dicho robo. Entre medias hay sin embargo una historia con muchos giros inesperados y con final feliz.

Los hechos tuvieron lugar el miércoles de la pasada semana, cuando apareció un cristal roto en la parte delantera del pabellón Coto Ferreiro. Inicialmente se pensó que se había tratado de un acto vandálico, aunque al día siguiente la directiva del A Estrada Futsal descubrió que alguien había aprovechado el agujero para entrar en su oficina y robar un monitor de ordenador, dos impresoras y un termómetro digital, por lo que se puso la pertinente denuncia. Sin embargo, el club descubrió unos días después que el material robado estaba a la venta en una tienda de segunda mano de A Estrada. La Guardia Civil acudió a la tienda, recuperando todo el material robado, incluyendo alguno que ya se había vendido. A partir de ahí identificaron después a los autores del robo.