Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

miguel pérez ramudo nn | Ilustrador

“Nuestro peor enemigo es la inmediatez de las pantallas y debemos combatirlo”

Miguel Pérez, ayer, en Lalín ante su muestra. | // BERNABÉ /J. LALÍN

El Espazo Xove de Lalín acoge desde ayer y hasta el 4 de julio la exposición del ilustrador cambadés Miguel Pérez Ramudo. Se trata de una cuarentena de obras con una temática variada y cuyo germen explicó su autor al alumnado de Artes del IES Ramón Aller Ulloa.

–El año pasado fue su mejor año hasta el momento como ilustrador.

–Sin duda. Realicé mi primera publicación editorial con Lela Edicións que hizo un cómic para chavales sobre la vida de Ricardo Carballo Calero con motivo del Día das Letras Galegas de 2020. Y si a eso le sumas el primer premio del Xuventude Crea, se puede decir que efectivamente fue un muy buen año.

–¿Siempre tuvo claro que lo suyo era la historieta o es producto de una evolución como creador?

–Desde pequeñito siempre sentí un enorme interés por el mundo del cómic. Me parece el medio más apropiado para expresar lo que no puedo decir con palabras. Siempre crecí leyendo las páginas de Mortadelo y Filemón y mucha novela gráfica europea. Ya digo que es algo que surge en mi desde una edad temprana y ahora puedo cumplir el deseo de dedicarme a ello.

–Además de la producción de Ibáñez y la novela gráfica europea, ¿qué otros referentes tiene como ilustrador?

–Básicamente mis referentes son mucho autor español como es el caso de autores de la talla de Miguel Anxo Prado, David Rubín o Paco Roca. Y mayormente mercado europeo porque me aporta muchísimo más en comparación con, por ejemplo, Marvel o el manga, que es algo que toco menos.

–¿Es cierto que el cómic vive un renacimiento tras una mala racha?

–Desde luego. Yo pienso que se está valorando de nuevo otra vez esta rama artística pero hay una asignatura pendiente que es el tema de las ventas y las editoriales. Lo cierto es que se van perdiendo lectores y digamos que nuestro peor enemigo es la inmediatez de las pantallas y contra eso hay que luchar y debemos combatirlo. Cada vez cuesta más digamos mantenerse en el mercado editorial. Eso es así y habrá que hacer algo al respecto.

–La pandemia seguro que podría servir como temática para una buena tira de cómic, ¿no le parece?

–Por supuesto. Además, calidad y buena obra se está haciendo. Sobre eso no hay duda. En España tenemos muy buenos autores pero lo que falta es más público. Supongo que esto, como todo, irá por rachas. Por eso espero que sea una tendencia que se pueda superar con el paso del tiempo y que las nuevas generaciones recuperen la lectura.

–¿Dónde le gustaría centrar a partir de ahora su producción? ¿En la fantasía o el relato histórico?

–Me gusta decir que me especializo en los silent cómics, que son historietas con muy poco texto y e cuanto al género pues me veo muy atraído por el terror, me gusta el suspense y hacer pasar al lector a través de las páginas una ansiedad artística. Desde luego, no le cierro las puertas a otro tipo de géneros como puede ser el policíaco, las aventuras o la fantasía pura y dura.

–¿Y no le seduciría dar el salto al audiovisual teniendo en cuenta su estrecha relación con el cómic?

–En cuanto a lo audiovisual, tengo que reconocer que también me atrajo mucho desde siempre el mundo de la animación y del cortometraje. A ver, yo soy un romántico del papel pero sin duda alguna es un campo donde me gustaría aportar mi grano de arena y mi experiencia como ilustrador. Es cierto que son dos mundo que casan muy bien, así que ya se verá.

–¿Cómo definiría su exposición del Espazo Xove de Lalín?

–No llegan a 50 las piezas que me he traído a Lalín. En cuanto a la temática, hay de todo un poco porque quise hacerla variada y amena. Cuenta con carteles de películas que me gustan hacer, retratos de músicos y, también, hay algunas páginas sueltas de cómics. Además, a los chavales del instituto les daré una pequeña charla sobre mi experiencia y mi trayectoria.

–¿Sigue cultivando la música, su otra pasión también artística?

–Me gusta definirme como un ilustrador y músico freelance pero insisto en que tanto la ilustración como la historieta son mi medio de expresión primordial. Evidentemente, la música siempre será algo que estará ahí y que me acompaña a todas partes. Además, pienso que son dos disciplinas artísticas que se pueden compaginar muy bien.

Compartir el artículo

stats