Móvete denuncia que las ayudas que se le dan a la hostelería “son insuficientes y llegan tarde”. Por ello, piden que se “eliminen las tasas municipales de basura y agua tanto a la hostelería como al comercio, con el objetivo de poner en marcha medidas que ayuden a reforzar la solvencia económica y evitar el deterioro de los negocios estradenses”. Pese a que desde la corporación local apoyan la adhesión del Concello al convenio con la Xunta, dicen que es necesario dar un paso más. “Siempre nos encontramos con la negativa del gobierno municipal, tanto para aprobar ayudas directas, como para condonar las tasas municipales a los sectores a los que se les impidió ejercer su actividad empresarial”, reclaman desde la formación estrandese.