Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Municipios ricos... vecinos modestos

Gente en una feria de Lalín. // Bernabé/Javier Lalín

Gente en una feria de Lalín. // Bernabé/Javier Lalín

Las áreas residenciales periféricas de grandes urbes son las localizaciones preferidas por las familias más pudientes y por eso suelen aparecer en el ranking de aquellas con mayores rentas. La riqueza de un territorio puede medirse en distintos parámetros y este es uno de ellos, que no necesariamente tiene que ser coincidente con el resultado del Producto Interior Bruto de un municipio. Es decir, un concello puede disponer de un PIB muy alto por la capacidad de sus sectores productivos allí radicados, pero los ingresos de sus vecinos no estén en los mismos niveles.

Los municipios de las comarcas no son una excepción. Rodeiro es el que muestra las mejores cifras en el impacto que el PIB tiene sobre sus residentes (23.864 euros anuales por habitante), aunque luego la renta bruta por persona se queda en solo 9.887 euros. Así se deduce de los datos actualizados, referidos a la anualidad de 2018, divulgados por el Instituto Galego de Estatística (IGE). En un contexto global, el impacto medio del PIB de los nueve concellos de la zona es de 17.146 euros por ciudadano, mientras que la renta bruta apenas rebasa los 11.000. Silleda es el segundo ayuntamiento donde el producto interior bruto por vecino es más elevado al alcanzar los 19.587 euros, cuando de media el dinero que manejan sus residentes desciende hasta los 12.854. Dozón, un territorio con un relevante dinamismo empresarial para su tamaño, marca un PIB por habitante de 18.712 euros, pero las rentas medias de sus empadronados está entre las más bajas de Galicia, con 8.880 euros al año. En el caso de Lalín el indicador que mide la riqueza generada en un municipio por los factores productivos como fábricas, comercios, o empresas de servicios está en casi 18.000 euros por vecino y año, frente a los 11.658 de la renta bruta por residente.

La diferencia entre estos dos parámetros también es acusada en Vila de Cruces, con un PIB per capita de 16.566 euros y una renta bruta de 11.125. Y más lo es todavía en Forcarei, con 16.161 y 11.102 euros respectivamente. Más ajustada está la realidad económica de A Estrada en comparación con el poder adquisitivo de sus vecinos al mostrar un PIB por habitante de 14.973 euros y un promedio de rentas de 12.943. En Cerdedo-Cotobade los números nos indican que son 13.830 y 11.027 euros en cada caso. Agolada es el ayuntamiento de la zona con un PIB por vecino más bajo, una vez que se sitúa en 12.761 euros, aunque el indicador de las rentas brutas per capita lo coloca como el tercero por la cola de las comarcas, con 10.126 euros por vecino y año.

En otro orden de cosas, el departamento estadístico autonómico también analiza cuál es la fuente de renta de los ayuntamientos, tomando como base el período comprendido entre los años 2010 y 2018. Aquí existe un dato que no conviene pasar por alto: en cuatro de los nueve concellos de la zona las prestaciones sociales son la principal vía de ingresos en Rodeiro, Agolada, Dozón y Forcarei. Esta casuística, en la provincia, solamente se reproduce en las localidades de A Lama, O Covelo y Crecente. Por el contrario, en Lalín, Silleda, Vila de Cruces, A Estrada y Cerdedo-Cotobade son las remuneraciones de personas asalariadas.

Los ejemplos de Cervo, Muras o As Pontes

Los cinco concellos gallegos con un PIB por habitante más elevado no son capitales de provincia ni áreas metropolitanas en las que se asienta gran parte de la población de la comunidad autónoma. Con los últimos datos en la mano Cervo (sede de la factoría de Alcoa, ahora con un futuro muy incierto) es el ayuntamiento gallego con este indicador más elevado: 98.855 euros por vecino, pero la renta por persona cae hasta los 16.000. El negocio de las energías renovables es uno de los motores económicos del ayuntamiento lucense de Muras, no obstante, la riqueza que generan empresas de parques eólicos no repercute en los mismos niveles en sus ciudadanos. Un PIB por vecino de 92.775 euros y rentas medias por persona de 11.472. As Pontes de García Rodríguez, Carballeda de Valdeorras o San Cibrao das Viñas copan el top cinco de los concellos gallegos con el producto interior bruto per capita más alto. Arteixo, Cerceda, Vilariño de Conso, Nogueira de Ramuín, Rábade, As Somozas, Manzaneda, Porriño, Pereiro de Aguiar y Bergondo completan el listado de los quince primeros. En la cola están Beariz, Punxín, Gomesende, A Bola y Cartelle (8.573 euros por vecino).

Participantes en el plan de conciliación de Dozón. // Bernabé/Javier Lalín

Conciliación en Dozón

El Concello de Dozón puso en marcha ayer su programa de conciliación familiar en las instalaciones del CEIP de la localidad. Arrancó con cinco niños (uno de educación infantil y cuatro de primaria) y atendido por dos monitoras tituladas. Por el momento todavía hay plazas disponibles para un servicio financiado por el ayuntamiento que funciona, de lunes a viernes, de 16.00 a 18.00 horas. En caso de que goce de una importante demanda, el gobierno municipal lo extenderá al próximo curso, además de tener casi garantizada su continuidad en verano mediante campamentos. 

Compartir el artículo

stats