Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abril le hace honor al refrán

En un día llueve más que en todo el mes de marzo en Lalín

Agua acumulada durante una tromba de agua en una calle de Lalín. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Meteogalicia y la Aemet ya habían alertado a mediados de la semana pasada que el fin de semana iba a convertirse en una sucesión de trombas de agua y episodios de tormenta. Por norma, a finales de abril (en torno a la festividad de San Marcos, el día 25) siempre se produce un episodio de descenso de temperaturas y profundas precipitaciones.

Y este año la tradición cumplió a rajatabla: este domingo era 25 de abril y cayeron sobre Lalín 21,4 litros por metro cuadrado (l/m2) de precipitaciones. Solo en ese día, ya llovió en la capital dezana más que en todo marzo, pues en ese mes se constataron solo 14 l/m2. Las precipitaciones del fin de semana tampoco estuvieron mal: el día 23 Meteogalicia contabiliza 13 l/m2 en la estación urbana de Lalín, y 10,1 en la jornada del sábado. Fue precisamente en la jornada del viernes al sábado cuando se detectaron varios episodios de rayos sobre los cielos de Lalín y Rodeiro, desde medianoche hasta las ocho de la mañana. Silleda tuvo también algún que otro episodio de tormenta, pero ya a últimas horas de la jornada sabatina. En la madrugada del sábado al domingo también se apreciaron tormentas sobre estas dos villas.

Sube el caudal de los ríos

No hay nada mejor que los ríos para ver los efectos de las lluvias: el Arnego-Ulla, el día 22, tenía un nivel máximo de 1,2 metros, y un caudal, también máximo, de 4,4 m3/s. Pues bien el domingo, tras las trombas (los datos de ayer lunes aún no estaban disponibles), el nivel máximo estaba en 1,5 metros y el caudal marcó los 11,4 m3/s, casi tres veces más. Impresiona más al ver los datos del río Deza: antes de las trombas, su nivel máximo de agua estaba en 1,8 metros, y el caudal en 2,1 m3/s. El domingo, el nivel marcaba 12,1 y el caudal se disparó a los 22.

Compartir el artículo

stats