Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caer en la red

Denuncian timos con suplantación de identidad a través de las plataformas sociales

Santi Fernández, a la derecha, con su hermano.

Santi Fernández, a la derecha, con su hermano.

“Están clonando identidades en Facebook de gente que estamos fuera para estafar a amigos y familiares. Con mi perfil ya intentaron engañar a una amiga de Silleda pero puede haber más”. Este fue el mensaje enviado por Santi Fernández, más conocido para muchos como Santi de Laro, a través de las redes sociales. Pocas horas antes, el camionero dezano recibía la llamada preocupada de su amiga Eva de Silleda. Había recibido a través de Facebook un mensaje suyo pidiéndole que fuese a recoger su equipaje al aeropuerto o que pidiese que se lo llevasen a casa. Hubo muchas cosas que hicieron sospechar a Eva de ese mensaje, como que estuviese escrito en castellano y no en gallego o las faltas de ortografía, por lo que decidió llamar a su amigo, residente en la localidad inglesa de Leeds desde 2013. Esa llamada les permitió descubrir que alguien había clonado su perfil de Facebook, con fotos y datos incluidos, para ponerse en contacto con ella.

Captura de pantalla de la conversación

Tras investigar por internet tardaron poco en descubrir, tal y como se temía, que se trataba de un timo generalizado a nivel mundial. El objetivo es buscar en la red –posiblemente a través de foros de emigrantes– personas que llevan tiempo viviendo fuera. A partir de ahí crean un perfil idéntico, robando sus fotografías y datos, y se ponen en contacto con alguno de sus contactos de su tierra natal. En este caso, el siguiente paso del suplantador sería pedir que realizase un pago previo para recibir el equipaje, incluso desde un número haciéndose pasar por la compañía de reparto. Como es imaginable, ese equipaje nunca llegará y tampoco se podrá recuperar el dinero.

En este caso, todo quedó en una anécdota pero en otros no sucede así. Desde Leeds, Santi Fernández nos explica el caso de una amiga que trabaja en Qatar. En ese caso, y también utilizando perfiles falsos, lograron estafar 1.200 euros a su tía. Haciéndose pasar por su sobrina le pidieron un envío de 1.200 euros para poder pagar una documentación para volver a España, ya que no le aceptaban la tarjeta de crédito. Jamás consiguió recuperar ese dinero.

“Nunca pediría dinero a través del Facebook”

“Ni estoy en Galicia ni tengo pensado ir pronto, ni voy a pedir dinero a través de Facebook hablando español mal escrito”, explicó el dezano. Afincado en la localidad de Leeds desde hace ocho años, Santi Fernández ha formado su vida en el país del Reino Unido, donde trabaja como camionero. Cuenta con un perfil abierto en Facebook, aunque lo tiene cerrado para todas aquellas personas que no acepta como amigas. Eso no frenó a quienes decidieron clonar su perfil, con su misma foto de perfil y datos. “Fue todo muy raro, porque incluso hacía mucho tiempo que no hablaba con esa amiga. Mi último mensaje con ella era de hace muchos años”, explica. Santi Fernández se muestra sorprendido de que este tipo de timos puedan funcionar entre gente joven. Otro caso son personas mayores, que pueden no dudan de las atípicas peticiones.

Compartir el artículo

stats