Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Árboles cuestionados por partida doble

Una plantación de eucaliptos afecta al yacimiento arqueológico de Outeiro Grande, uno de los henges de mayor tamaño de Galicia | Presas demanda la intervención de Cultura

Los surcos afectan al foso externo y a la muralla de Outeiro Grande. / A.P.

Los surcos afectan al foso externo y a la muralla de Outeiro Grande. / A.P.

Henge es la palabra inglesa que se utiliza para definir una estructura arquitectónica prehistórica de forma casi circular u ovalada, consistente en una excavación limitada por una zanja y un terraplén. De los diez localizados en Galicia, el de Outeiro Grande está considerado por los investigadores uno de los de mayor tamaño, con diámetros de 73 metros. Desde finales del pasado mes de marzo, gran parte de su área está ocupada por una plantación de eucaliptos de la comunidad de vecinos del lugar de Abonxo, en la parroquia lalinense de Val. El geógrafo Antonio Presas denuncia la afección a este yacimiento arqueológico, que, subraya, “debería estar legalmente protegido”.

Outeiro Grande es un promontorio de 708 metros de altura, localizado en las estribaciones de la Serra do Carrio, en el que se aprecia “una neta estructura circular, con un cierre prácticamente continuo, hasta que fue afectado, en 2002, por la apertura de una pista y la colocación de un aerogenerador”, apunta el experto. La propiedad de los terrenos sobre los que se asienta el yacimiento se divide, prácticamente a partes iguales, entre las comunidades de montes de Abonxo y de Bermés. Dada su evidente consideración como bien de interés patrimonial, posiblemente de la Edad de Hierro, “cabe esperar que existan medidas de protección, que no se respetaron ,ni se tuvieron en cuenta en la plantación de eucaliptos”, aduce.

El yacimiento arqueológico visto desde las proximidades de Outeiro Pequeno.. / A.P.

Presas sostiene que la actuación “invade” el yacimiento arqueológico “tanto en el interior de la estructura como en el foso norte y en su borde (terraplén)”. Fueron abiertos cinco surcos con maquinaria pesada, que “llegaron a levantar piedras que estaban enterradas en el suelo”. La longitud de las zanjas que afectan al henge es de unos 170 metros y en ellas están plantadas al menos 91 eucaliptos, apunta el profesor. La separación de los surcos entre sí es de unos tres metros y la distancia entre los árboles es de aproximadamente dos metros. “Esto nos da una idea de la densidad de eucaliptos que hay en la plantación, de lo que se deriva un daño potencialmente mayor de lo esperado”, colige.

Si el eucalipto es una especie foránea muy cuestionada en Galicia por sus efectos ambientales, aquí se suman también las consideraciones arqueológicas. Por todo ello, Presas solicita a la Consellería de Cultura que abra un expediente informativo y adopte las medidas que sean pertinentes y acordes con su misión de “velar por nuestro patrimonio”.

El PSOE pide una moratoria para frenar la expansión del eucalipto

Por otro lado, el grupo socialista de Lalín llevará a pleno una moción para poner en marcha medidas contra “la expansión descontrolada” del eucalipto y la pérdida de bosque autóctono. Propone reclamar a la Xunta una moratoria inmediata de la plantación de esta especie y la inspección de todas las realizadas en los últimos seis meses. Solicita que se cuantifique e identifique la superficie plantada en los últimos diez años en Lalín a costa de bosque autóctono, planificando su erradicación en áreas de la Red Natura. Fomentar la reforestación con árboles autóctonos de acuerdo con las comunidades de montes es otra de las propuestas del PSOE. También demanda actuación de los servicios municipales urbanísticos y de medio ambiente y campañas informativas para propietarios de montes.

Compartir el artículo

stats