Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuando te toca limpiar lo que tiran otros

Otros participantes en la campaña de recogida de basura.  | // BERNABÉ / ANA AGRA

Otros participantes en la campaña de recogida de basura. | // BERNABÉ / ANA AGRA

Mascarillas, colillas y restos de botellas de alcohol. Esos son solo algunos de los desperdicios que cualquiera puede encontrarse cuando sale a dar un paseo por las inmediaciones del aparcamiento del Novo Mercado de A Estrada. Son desechos que no solo se acumulan en las cunetas, sino que engalanan algunas zarzas, adhiriéndose a ellas de por vida. Se resisten a desprenderse y tan solo una mano amiga es capaz de arrancarlas. Por eso un grupo de jóvenes voluntarios y vinculados al Centro Juvenil La Estación ha decidido participar en una campaña de recogida de basura con un único objetivo: limpiar aquello que tiran otros.

Su impulsor es Daniel Pérez, un joven de 19 años de A Estrada que lanza un claro mensaje: “hay un problema de civismo”. “Hemos estado casi cuatro horas limpiando y hemos sacado entre 25 y 30 bolsas de basura”, asegura Pérez. Pese al esfuerzo, advierte que en la zona aún quedaron bastantes más desperdicios por limpiar. “De hecho me metí entre unas zarzas y encontré plásticos casi podridos que podrían llevar allí entre dos o tres años”, continúa explicando el joven.

Dos de los voluntarios del Centro Juvenil La Estación. | // BERNABÉ / ANA AGRA

Jóvenes de entre 16 y 21 años

De entre toda la basura acumulada, llama la atención la cantidad de mascarillas y de botellas de alcohol con las que se han encontrado. “Hay un problema muy serio”, insiste Pérez, quien recuerda que solo han limpiado las zonas públicas.

Junto a él, otros siete jóvenes de entre 16 y 21 años se han unido a la campaña de recogida de basura. Tan solo una de las otras tantas iniciativas que impulsan desde el Centro Juvenil La Estación. Recientemente han acondicionado la carballeira y puesto a punto el lavadero de Leicures. Son, por tanto, un ejemplo de juventud comprometida con el medio ambiente y con el respeto al entorno. Muy lejos de la imagen que, en ocasiones, se dibuja de ellos. Y es que hay pocas armas más poderosas para la transformación social que aquellas que enfundan los más jóvenes.

Compartir el artículo

stats