Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PAULA QUINTAS | Bailarina e impulsora del proyecto “6coreógrafas”

“A Estrada está dando un ejemplo de cómo se trabaja para visibilizar la danza”

La bailarina Paula Quintas, impulsora de la programación de danza contemporánea “6coreógrafas”.

La magia de subirse a un escenario. Las luces, los aplausos, el ambiente cargado de ilusión. Esos parecen ser los motores de la bailarina Paula Quintas, impulsora del proyecto “6coreógrafas”. Una iniciativa que trae a A Estrada seis espectáculos de danza contemporánea que podrán verse los días 23, 24 y 25 de abril entre la Alameda y el Teatro Principal. Dos espacios que se inundarán de arte. Y del deseo de que, en próximos años, las mascarillas no impidan ver la sonrisa de satisfacción de su público.

–Es natural de Ourense, pero tiene un vínculo con A Estrada.

–Sí, soy profesora en la Escuela Municipal de Artes Escénicas (EMAE). A final de curso solíamos hacer una muestra completamente profesional pero, desafortunadamente, el año pasado no se pudo realizar. Y este año tampoco se va a poder hacer con público presencial... Esperamos que en los próximos cursos podamos recuperar la magia de estar en un escenario con el público, con sus aplausos, con esas vibraciones que se producen en la danza-teatro, que es una de la disciplinas a las que me dedico.

–Desde luego, el coronavirus afectó gravemente al mundo de la cultura.

–Sí, aunque soy una afortunada. Paré el tiempo que hubo que parar. Pero en los círculos en los que me muevo se pusieron bastante las pilas y muchas de las cosas que tuvieron que detenerse por el COVID-19 empezaron a reubicarse. De hecho, el motivo del proyecto “6coreógrafas” es la reactivación de aquellos espectáculos paralizados en el 2019 por la crisis sanitaria. Para poder llevarlo a cabo recibimos una subvención de la Axencia Galega de Industrias Culturais (Agadic) para el impulso de las artes escénicas. Además, también contamos con el apoyo del Concello de A Estrada.

–El mismo en el que se desarrollará la programación de “6coreógrafas”. ¿Cómo la fue diseñando?

–Pues tengo un vínculo afectivo con las familias de A Estrada. Eso es lo que hace crecer un proyecto que necesita de una parte afectiva y de un apoyo creativo. Debido al impacto del coronavirus, empiezo a reensayar parte de mis espectáculos. Para ello necesito de lugares dotados técnicamente y siento que soy una artista residente en A Estrada por mi vínculo con la EMAE. Así es que considero que el Teatro Principal es un buen espacio. Después surge la cuestión de invitar a las compañeras de Traspediante, Marta Alonso y Begoña Cuquejo. Y más tarde va surgiendo la implicación de otras coreógrafas, artistas gallegas, que tenían solos recientemente estrenados o que no pudieron llevar a cabo por el tema de la pandemia.

–”6coreógrafas”, de hecho, es un proyecto de danza contemporánea en el que todas las participantes son mujeres gallegas.

–Sí, porque creo que la danza en Galicia tiene aún mucho que recorrer. Tiene un tejido con muy buena calidad artística puesto que la mayoría de nosotras tuvimos que irnos fuera para aprender y estudiar determinadas practicas artísticas. Luego regresamos y las compartimos. Y en cuanto al tema de la mujer, es cierto que en la danza somos más numerosas. Pero quería darle esa prioridad a las mujeres que en estos momentos pandémicos estamos sacando obras que, en ocasiones, pueden tener problemas de visibilización.

–Y A Estrada ha sido el lugar escogido para ello.

–Pues sí, porque A Estrada está generando un ejemplo de cómo se trabaja para visibilizar la danza. También para generar un público. Crear encuentros, formaciones, disfrutes, historias...

–En lo que respecta a la danza contemporánea, se trata de algo bastante abstracto.

–Sí, y puede haber quien diga que no la entiende. Es lo mismo que cuando vas al museo y no conoces al artista. Evidentemente el arte es subjetivo. Puedo decir que me gusta algo o no, pero eso es una opinión. Hay que tener una base científica o histórica para poder generar una opinión más amplia.Pero claro, si no se programa danza contemporánea, no se hace mediación, no se acerca a los públicos... Evidentemente la danza contemporánea quedará en un cajón un poco más olvidado. Porque no estamos dando la posibilidad al usuario de poder consumir este tipo de arte.

–La obra que presenta al amparo de “6coreógrafas” se titula “Plastic”. ¿Qué nos puede contar de ella?

–”Plastic” es el primer solo que hago como pieza escénica de interior. Fue un trabajo con el que recopilé vida personal y conocimiento académico de los últimos 15 años de mi vida. Es como un aglutinador de información personal de lo que soy, de en qué me convertí. En “Plastic” hablo de cosas duras, de la temática de la mujer, de aspectos personales que, evientemente, no son explícitos. Pero creo que también muchas adolescentes se pueden sentir identificadas. Trabajo desde el concepto de la Barbie, como ese cuerpo hermético y ese interior vacío, de plástico. Cómo a partir de ahí se va humanizando, teniendo un recorrido y viviendo capítulos de su vida. Es una propuesta muy visual, con una escenografía muy minimal y creo que es un espectáculo bastante inmersivo.

–Al fin y al cabo, ahí también está la importancia del cuerpo en la danza.

–Sí, para nosotros el cuerpo es una herramienta fundamental y todo debe estar oxigenado, todo preparado y ajustado. Recuerdo tener lesiones graves y seguír adelante. El cuerpo es algo fundamental para nosotros. Lo equiparo con un entrenamiento de algo rendimiento, atlético y de deporte en todos los sentidos. Todos los bailarines tenemos que estar ajustados corporalmente.

–Además tiene conocimientos y formación en circo.

–Sí, soy graduada en circo. Empecé a integrarme porque quería experimentar con nuevos espacios físicos y el circo es la magia de lo imposible. Soy alambrista, algo que equiparamos al funambulismo, pero en este se trabaja a más altura. Y aunque en “Plastic” no hay nada de esto, sí trabajo para otras compañías en las que hago espectáculos de danza-circo.

Compartir el artículo

stats