José Enrique Portas Varela es un joven jinete de Lalín con un vasto horizonte por delante. A sus 11 años de edad, ha sido merecedor de la medalla de plata 2020 de la Copa Gallega de Doma Clásica en la categoría de Ponis C1. Así se lo ha comunicado el presidente de la Federación Hípica Gallega, Francisco Pérez-Lago, en una carta en la que le da “la enhorabuena” por su “excelente resultado” en nombre de su junta y de todos los federados.

La Copa Gallega de Doma Clásica se disputó los días 8 y 9 de agosto de 2020 en el Centro Ecuestre Finca Abrigosa, en el municipio coruñés de Carral. Durante la competición, los participantes tenían que salir a pista en dos jornadas consecutivas, de modo que se hacía un cómputo de las dos notas logradas. El primer día, sábado 8, Quique Portas cosechó una puntuación de 60,741 –la segunda más alta de la jornada–, mientras que el domingo 9 recibió la mejor de todas, 62,001. Finalmente, su media fue de 61,371. Esta puntuación hizo que el prometedor jinete lalinense y representante del Club Hípico Juan Oliveira cosechase la medalla de plata en la categoría de la federación.

El joven jinete lalinense, en el podio.

El joven jinete lalinense, en el podio.

La doma clásica consiste en la procura la armonía en los movimientos naturales del animal dirigido por el jinete. La intención es alcanzar la expresión de un binomio perfecto en el paso, el trote, el galope, los cambios de dirección, las figuras, la parada y la transición natural entre todos estos movimientos. Quique Portas, que lleva ya seis años formándose en esta disciplina en el club de Mouriscade, montaba un pura raza gallega de nombre Tímido do Monte San Roque.

Tanto él como los demás galardonados de la última edición no tendrán ocasión de recoger sus premios en un evento público, como solía ser habitual. La situación sociosanitaria derivada de la crisis del COVID-19 “lo ha complicado todo” y la federación, en su reunión del pasado 25 de marzo, adoptó la decisión de no celebrar la Gala Hípica 2021, tal como lamenta su presidente en la misiva dirigida al joven lalinense, al que desea que reedite “los éxitos” cosechados el año pasado. En este sentido, muestra su esperanza de que la situación se normalice lo antes posible y se pueda “recuperar plenamente” la actividad en los clubes, las competiciones y la propia gala, para dar a los premiados “el reconocimiento público que merecen”.