Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pendellos junto a la caldera de gasoil

El gobierno de Agolada encuentra dos cajas con presentes institucionales en el bajo del consistorio

Luis Calvo saca de una caja varios regalos institucionales.//S.S.

Envueltos en papel y guardados en dos cajas de cartón, sin identificar, junto a la caldera de la calefacción, en la planta baja del edificio. Así encontró el gobierno local de Agolada 24 presentes institucionales de bronce, con la imagen un pendello. En la misma estancia, junto al tanque, aún puede verse algún que otro cuadro y también puntos de luz.

Casi dos años después de asumir la Alcaldía, Luis Calvo sigue dando cuenta de entuertos heredados del anterior gobierno. Está pendiente de mantener una reunión con el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, para abordar reformas en el auditorio Manuel Costa Casares que mejoren su accesibilidad. El inmueble quedó inaugurado en 2017, tras 12 años de obras, y se construyó sin una rampa para personas con diversidad funcional. El anterior regidor, Ramiro Costa, cifró el coste de esta rampa en 30.000 euros.

Con el conselleiro lalinense habrá que abordar también obras de mejora en la biblioteca. El recinto se cerró hace casi 10 años, en 2012, como medida de contención de gastos dentro del plan de ajuste. Su casi nulo uso motivó que tenga filtraciones de humedad.

Museo do Agro

Ya existe un Museo do Campo e a Mecanización en Silleda y el Museo Etnográfico Casa do Patrón en Doade, Lalín. Pero Agolada quiere rendir su propio homenaje a los hombres y mujeres que trabajaron y trabajan el campo. Así que Calvo le planteará a Cultura la conveniencia de reconvertir el antiguo pendello de las caballerizas en dos salas de exposiciones por un lado, albergará el Museo do Agro, con diversos aperos agrícolas, y por otro lado, el Museo da Garda Civil, puesto que la Benemérita dejaba a sus monturas en estas caballerizas. Por cierto, Calvo no ve con buenos ojos que el auditorio se construyese sobre el solar que antaño albergaba el cuartel.

Por último, en breve el Concello emitirá un bando para que los vecinos desbrocen las fincas ubicadas en las granjas de seguridad de núcleos. Por lo que compete al gobierno local, está inmerso en un programa de desbroces de carreteras, para “eliminar eucaliptos de las cunetas, como ocurre en Esperante”.

La auditoría espera el envío de la Xunta

Hace casi un mes, el pasado 18 de marzo, llegó a Agolada la documentación que había pedido a la Diputación para realizar la auditoría del Concello. Esta auditoría permitirá conocer el estado real de las cuentas municipales, y por el momento no ha arrancado, ya que falta por llegar la documentación de la Xunta. “Hicimos ya dos peticiones oficiales al gobierno autonómico, y si a la tercera continúa con su silencio, tendremos que dar un paso más contundente”, avanza el regidor. Preguntado sobre si no es suficiente el archivo municipal para conocer gastos e ingresos, Calvo esgrime que “aquí hay lo que hay. Queremos ver los datos de la Xunta para poder consultar los fondos que llegaron de Madrid o de la Unión Europea”, matiza. Será una empresa externa la que asuma esta auditoría. Cabe recordar que en el pleno del pasado 30 de marzo los ediles del PP, el único partido de la oposición, portaron camisetas con la leyenda “Auditoría xa”. Su portavoz, Carmen Seijas, anuncia que lucirán esta vestimenta hasta que arranque el proceso.

Compartir el artículo

stats