Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva residencia de A Estrada seleccionará en enero trabajadores de la zona para 50 puestos

El promotor de este centro geriátrico calcula que en febrero podrá comenzar la reserva de las 120 plazas que oferta | Tras reunirse con la empresa constructora, la firma Bamarti, aguarda poder abrir entre marzo y abril

Estado de las obras para el nuevo centro, que se abrirá a una amplia zona ajardinada próxima a un cauce fluvial. |  // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Estado de las obras para el nuevo centro, que se abrirá a una amplia zona ajardinada próxima a un cauce fluvial. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

La que será la nueva residencia de mayores de A Estrada se ve crecer día a día en los terrenos escogidos para su construcción, en la confluencia entre la Avenida da Cultura y el vial que conduce a la Fundación de Exposicións e Congresos. El promotor de este servicio, el empresario José Antonio Patiño, mantuvo en la noche del martes una reunión con representantes de la firma Bamarti para conocer con mayor detalle cómo marcha la ejecución de las obras. Aguardó que la recta final de estas pueda acompasarse del proceso de selección del personal que trabajará en estas instalaciones. En este sentido, Patiño avanzó la intención de iniciar este proceso entre los meses de enero y febrero de 2022 y no ocultó su preferencia por favorecer que sean personas de la zona de A Estrada las que ocupen un alto porcentaje de los 50 puestos de trabajo directos que se crearán con la puesta en funcionamiento de la residencia.

El promotor del centro Amboages adelantó que la selección se realizará tiempo antes de la apertura para aprovechar la ventaja de que, al disponer su grupo de una residencia en la vecina localidad de Pontevea, los empleados puedan conocer en estas instalaciones cuál el sistema de trabajo que quiere aplicarse también en el municipio estradense.

Gerocultores

Patiño explicó que la oferta de empleo en este nuevo servicio incluirá plazas de auxiliares o gerocultores, fisioterapeutas, médico, trabajadores sociales, psicólogo, animador sociocultural, limpiadores y personal de cocina. Asumió que las primeras serán las más numerosas, calculando que se requerirán una treintena de personas para cubrir los puestos de gerocultura.

El promotor de este centro puso el acento en la importancia que concede al hecho de que los trabajadores sean del entorno de A Estrada, considerando que la posibilidad de tener el trabajo cerca de casa hace que se sientan más cómodos y trabajen más a gusto. Subrayó que tiene especial interés en que los empleados se encuentren contentos para favorecer un ambiente de trabajo más agradable que, al final, termine redundando en una mayor calidad del servicio que se ofrece.

“Vamos a intentar por todos los medios acortar plazos”, apuntó José Antonio Patiño. Bromeó con que al promotor siempre le parece que las obras podrían avanzar más rápido de lo que lo hacen, pero también reconoció que se encuentra muy satisfecho con el trabajo que está ejecutando la constructora estradense Bamarti. “Tengo la esperanza de que entre marzo y abril podamos abrir”, avanzó, si bien reconoció que todavía no existe una fecha segura y que esta siempre podría adelantarse o retrasarse en función de cómo avance la materialización de este proyecto.

Por otro lado, el nuevo geriátrico de A Estrada ofertará 120 plazas. Su promotor indicó que confía en que a comienzos de 2022 –previsiblemente hacia el mes de febrero– puedan empezar a realizarse reservas de plaza en las nuevas instalaciones. Recordó que se trata de una residencia mixta, tanto para usuarios que se valen por sí mismos como para personas dependientes.

Concertadas

Además, hacia el verano la firma promotora emprenderá contactos con la Consellería de Política Social para activar los trámites necesarios para que la nueva residencia esté en condiciones de ofrecer un porcentaje de plazas públicas. Indicó Patiño que, una vez que la administración gallega las concede, es preciso poder a disposición de forma inmediata estas habitaciones, de ahí que se haya decantado por retrasar un poco el trámite para ir permitiendo que la ejecución de las obras estén más avanzadas. “En julio nos pondremos en contacto con la administración. Son necesarias para A Estrada”, reconoció el empresario.

El nuevo centro se configura como una unidad residencial que se asentará sobre un ámbito de alrededor de 11.000 metros cuadrados, después de sumar a los 5.000 metros cuadrados iniciales para encajar la construcción una superficie pensada para configurar un parque abierto, aprovechando la zona boscosa y el paso de un curso fluvial por el entorno La inversión prevista se sitúa entre los 4,5 y los 5 millones de euros.

El proyecto plantea un edificio con forma triangular, que dispone de dos alas laterales y un ala central curva. A través de una integración de la propia construcción en las particularidades y atributos de la parcela, se busca configurar un espacio abierto en el que el exterior y el interior se puedan relacionar. La planta primera es la zona residencial propiamente dicha, con un total de 60 dormitorios dobles con aseo privado y accesible.

En la parte central se emplaza el cuerpo de escaleras y el área de enfermería. Esta dispone de zona de control, sala de curas, dos habitaciones de enfermería, habitación de aislamiento y un aseo. En el ala central se sitúan 32 dormitorios y el resto se distribuyen de forma simétrica entre las zonas izquierda y derecha, donde también hay una sala de estar y un área de servicios, entre otras estancias.

Diseño de los 12.000 metros cuadrados de jardín


Mientras avanza la ejecución del edificio que servirá de sede para la nueva residencia de mayores de A Estrada, su promotor trasladó ayer a preguntas de esta Redacción su intención de que el servicio comience a funcionar pudiendo poner a disposición de los usuarios del centro Amboages 12.000 metros de jardín, con sendas que permitan a los mayores realizar paseos por estas zonas verdes, próximas al río. Se buscará también que estos caminos sean accesibles para que también puedan ser disfrutados por residentes en silla de ruedas. José Antonio Patiño indicó que quiere emprender ya el diseño de esta amplia zona ajardinada.

De hecho, en el momento de presentar el proyecto para este nuevo geriátrico se explicó que la elección de este emplazamiento se apoyó en su cercanía al núcleo urbano y los valores paisajísticos de su entorno, con la cercanía de un cauce fluvial y las zonas verdes y arboladas del área. El arquitecto del proyecto indicó que la topografía natural del terreno servirá de elemento de integración de la propuesta de edificación. Así, el complejo geriátrico se asentará sobre un conjunto de parcelas. En la pieza mayor se ubicará la residencia y otras, con frente a la Rúa do Moble y que llegan hasta el recinto ferial, se regenerarán para configurar una gran zona verde arbolada en la que se buscará configurar una serie de sendas peatonales para que el complejo disponga de un amplio entorno de espacios abiertos de ocio y descanso que ofrecer a sus usuarios. Aunque en un primer momento se pensaba en ubicar este nuevo servicio en A Baiuca, finalmente se apostó por esta alternativa de emplazamiento.

Compartir el artículo

stats