Apenas se registraron variaciones en la situación epidemiológica de Deza y Tabeirós-Montes durante la pasada jornada. La más destacada se da en el municipio de Vila de Cruces, con la reducción de ocho a seis casos activos, ninguno de ellos hospitalizado. No obstante, sigue siendo el territorio con mayor incidencia acumulada, por encima de 50 casos por cada 100.000 habitantes en catorce días, es decir, en riesgo alto.

En nivel bajo están Lalín, que continúa con diez enfermos; A Estrada, con tres; o Silleda, que inició la semana con un único contagio. Con dos estaba Cerdedo-Cotobade, en donde no se registran positivos nuevos desde hace más de una semana. Forcarei, Agolada, Rodeiro y Dozón están libres de virus.

En centros educativos persisten cuatro casos activos, según el boletín remitido ayer por el Servizo Galego de Saúde. Uno corresponde a la Escola Infantil A Galiña Azul de Silleda, con un aula cerrada, igual que sucede en el CEIP Nosa Señora da Piedade, también por un único contagio; los otros dos son del Pérez Viondi y del IES Laxeiro. Ya no figura el caso que había la semana pasada en el instituto Marco do Camballón.