El geógrafo Antonio Presas anunció ayer que dejará de colaborar en el anuario Descubrindo Deza hasta que Lalín reclame formalmente a Vila de Cruces la devolución de más de 50 mapas de Hilgen extraviados durante su estancia en el Museo da Minería de Fontao.