Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El entorno de Carboeiro, amenazado por las redes de evacuación de 18 proyectos eólicos

La corporación lalinense solicita la paralización de todas las propuestas que están en trámite | Alegará contra las estructuras contempladas fuera de los terrenos que habilitaron el Plan Eólico y las Directrices da Paisaxe

Vista de la subestación eléctrica de Carboeiro.  | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Vista de la subestación eléctrica de Carboeiro. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Este lunes la corporación lalinense celebra a las 9.00 horas un pleno telemático para mostrar su rechazo unánime a los parques eólicos que están en distintos trámites para su aprobación. El texto que se votará en la sesión menciona la “burbuja eólica de Deza”, y no es para menos: contabiliza hasta 18 proyectos eólicos que solicitaron su evacuación de energía en la Central de Transformación de Silleda, que se comparte con el TAV y que está ubicada en las proximidades del monasterio de Carboeiro, el enclave arquitectónico más visitado de toda la comarca. Si prosperan buena parte de estos parques, su entorno natural podría verse seriamente alterado.

Son, además, proyectos que de algún modo afectan a los ocho municipios de las dos comarcas y también a Cerdedo-Cotobade, “con una cercanía a las viviendas incompatible con la normal habitabilidad de las aldeas, que tendrían una afección muy importante en las tierras de labor y una muy significativa minoración en la calidad de un paisaje de primer nivel, como el lalinense y el dezano”, indica el acuerdo. Y es que hasta la fecha, los parques eólicos en Lalín se concentraban en la Serra do Candán, Monte Carrio y montes de Lebozán. Pero con esta nueva vorágine de eólicos, los parques en trámites se asientan incluso en zonas bajas, habitadas y con una elevada producción a nivel ganadero.

Por eso, la corporación lalinense pide a la Xunta y al gobierno estatal que aprueben una moratoria eólica para así paralizar “de forma inmediata” todos estos proyectos en trámites. Esta suspensión permitiría una nueva planificación eólica que atienda a las Directrices da Paisaxe y que respete el Plan Eólico de Galicia excluyendo de estos complejos eólicos los espacios protegidos de la Red Natura hasta que dispongan de los planes de gestión adecuados.

Alegaciones

En este sentido, la corporación anuncia que va a alegar contra la tramitación de aquellos parques y líneas eléctricas asociadas que afecten a Lalín y que prevén asentarse en enclaves no recogidos ni en el Plan Eólico ni en las Directrices da Paisaxe. Y también mostrará su rechazo a los parques que, aunque estén dentro de los terrenos habilitados, “sean inasumibles desde el punto de vista patrimonial, social, agrícola o medio ambiental”. Por último, el acuerdo señala que el Concello habilitará un técnico municipal para informar y asesorar a los vecinos que deseen tener más datos de estos proyectos eólicos o que quieran alegar contra ellos.

Lalín es consciente de que este boom de proyectos eólicos se debe a la necesidad de llegar al horizonte de 2030 con la reducción de gases de efecto invernadero en un 55%, la meta que se marcó la UE. Para ello son necesarias energías limpias, es cierto, pero también deben tener en cuenta que el paisaje y la densidad de población de Galicia y la Cornisa Cantábrica es radicalmente distinta a la de Castilla, La Mancha, Aragón o Andalucía. En estas comunidades hay hectáreas de terrenos improductivos y la población se concentra en grandes núcleos. En Galicia y en Deza no: a su marcado carácter agroganaderos se suma la dispersión de sus aldeas. Con estos nuevos parques, lo único que se conseguiría sería agravar la despoblación y cercenar la base territorial de las granjas.

Acto informativo en Goiás

Al margen de este posicionamiento político, la recién creada plataforma de vecinos afectados por los eólicos organiza hoy un acto informativo a las 12.00 horas, en el local social de Goiás. Una abogada experta en este ámbito explicará las vías y plazos para presentar alegaciones contra estos proyectos.

Carmoega y La LAT del eólico de Órrea

Residentes de la parroquia agoladesa de Carmoega ponen en marcha una plataforma de afectados por la línea de alta tensión (LAT) que evacuará la energía producida en el parque eólico de Órrea. Este proyecto ya superó toda la tramitación de la Xunta, a pesar de su impacto paisajístico sobre el valle de esta parroquia. Aldesa Energías Renovables ya envió una carta a los vecinos para llegar a un acuerdo en la expropiación de terrenos para la línea de 220 kV, denominada “infraestructuras de evacuación a SET Portodemouros”. La línea pasa por A Feira Nova, A Filgueira y Eirexe hacia Santoandré, llegando hasta los bosques de ribera y las sobreiras de los prados por los que discurre en río Arnego. El trazado pasa por aquí porque el valle de Carmoega quedó sin protección por la Red Natura, hace más de una década, debido al intento de construcción de un embalse, que finalmente fue rechazado por su elevado impacto ecológico. La plataforma volverá a reiterar ante la Xunta que forme parte de la Red Natura.

El trazado, si se mantiene, quedará a solo 200 metros de A Voltureira, un estrechamiento natural del río Arnego donde crían aves del Catálogo Galego de Especies Ameazadas. Los dueños consideran que tanto el emplazamiento de las torres como la zona de vuelo de la línea supondrá la tala de 250 alcornoques. A 100 metros, además, está el Pazo da Pena, para el que hay un proyecto de restauración como hotel ecoturístico.

Rodeiro, por la economía y el paisaje local

El alcalde de Rodeiro, Rubén Quintá, dejó claro ayer que el Concello va a oponerse de forma tajante “ a todos los proyectos eólicos del municipio que estén en trámites, cuando causen cualquier perjuicio al sector ganadero, a la generación económica y de empleo o a los importantes valores medioambientales, naturales y paisajísticos”. El regido añade que estamos ante un “escenario excesivo”, entre los parques que han de pasar la criba de la Xunta y los que se tramitan ante el Ministerio de Transición Ecológica. Está convencido de que muchos de los proyectos no van a llevarse a cabo, “porque en algunos casos están superpuestos y son físicamente imposibles de ejecutar al mismo tiempo”. Deja claro que su gobierno local “está del lado del desarrollo y de los avances, pero no a cualquier precio. No podemos permitir que ara vestir este santo se desnuda la economía local y el modo de vivir de nuestra gente”. Esta postura será la que defienda el ejecutivo local en la Comisión de Seguimento, que se convocará en próximamente. La postura está abierta a sugestiones de los demás participantes.

Unidade por Rodeiro

Por otra parte, Unidade por Rodeiro celebra hoy, a las 16.00 horas frente a la iglesia de Álceme, y a las 17.30, en la ubicación de los futuros molinillos en Negrelos, sendos actos abiertos a todas las personas afectadas por proyectos eólicos.

A Estrada pedirá correcciones a Campo das Rosas

La corporación de A Estrada apoyó una moción de Móvete de cara a presentar alegaciones al proyecto eólico Campo das Rosas. Indica que durante la construcción de este proyecto va a ocuparse una parte importante del área de campeo de al menos cuatro manadas (unos 90 ejemplares) de los caballos salvajes de Sabucedo. Las reses, con esta nueva construcción, verán alteradas las zonas donde suelen alimentarse, beber y protegerse de los insectos. Y cuando el parque funcione, el ruido de los molinillos les impedirá comunicarse de amenazas como la presencia del lobo, uno de sus depredadores. Por eso, la moción pide a la Consellería de Economía que declare no ajustados a derecho ni el estudio de impacto ambiental ni las solicitudes de este parque eólico. Además, solicita medidas correctoras como cierres perimetrales, pasos canadienses en las pistas de acceso, que se garantice el mantenimiento de manantiales y que se realice un estudio de los desplazamientos de las áreas de campeo que provocará este parque eólico. Campo das Rosas no es el único proyecto eólico que afectará a los caballos de Sabucedo puesto que hay cuatro propuestas más: Pico Touriñán; Rosa dos Ventos; Pedra Longa y Touriñán III-2. En A Estrada, por otra parte, diez parroquias se verán afectadas por distintas propuestas de renovables.

Compartir el artículo

stats