Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una carta sin Cocido y con poco Salmón

La estampa de aglomeración de personas para ver el desfile del Cocido no se verá este año.  | // BERNABÉ

La estampa de aglomeración de personas para ver el desfile del Cocido no se verá este año. | // BERNABÉ

Son los recursos económicos y turísticos más relevantes para las dos capitales de comarca, pero ni Lalín ni A Estrada podrán exaltar este año sus platos más representativos. La Festa do Salmón se mantiene, pero en un formato que dista mucho del habitual, sin degustación, por ejemplo, mientras que la Feira do Cocido se suspende.

El año pasado la cita gastronómica lalinense se libró por los pelos de la circulación de un virus que trastocó nuestras vidas y su 35ª edición debería abarrotar, en su día grande, calles y restaurantes el pasado 7 de febrero. El Concello optó entonces por un aplazamiento que ya se antojaba optimista y decidió trasladarlo a la víspera del Día das Letras Galegas, aunque en un formato más doméstico y pensando que ya no iban a ser miles de foráneos los que el 16 de mayo eligiesen Lalín para gozar de un fin de semana gastronómico de primer nivel. “No va a ser posible por razones obvias”, declaró ayer el alcalde, José Crespo, quien barrunta la idea de programar alguna actividad para después del verano, coincidiendo con las fiestas patronales. “A lo mejor hay que hacer algo, o nada, desde luego una feria en formato tradicional no se puede hacer; eso es impensable”. Todo queda supeditado a la evolución global de la pandemia sanitaria y que para entonces se alcance un grado de inmunización importante. Sí se fallarán los premios de periodismo “Álvaro Cunqueiro”, que podrían entregarse en el espacio Luar de la televisión autonómica. “A lo mejor también se pueden hacer algunas cosas que no tengan que contar con una gran afluencia de público y eso es lo que vamos a estudiar”, añadió en mandatario.

La alternativa de septiembre tampoco es definitiva pues la evolución de los contagios es imprevisible, aunque debería contenerse con la vacunación masiva. Visto lo visto, las fiestas patronales también podrían quedar reducidas a una tímida programación, por segundo año consecutivo pues, como admitió Crespo, a estas alturas la comisión ta debería estar confeccionando un programa en el que las actuaciones musicales masificadas podrían estar vetadas para entonces.

Por otro lado, el Concello de A Estrada ya tuvo en 2020 la experiencia de verse obligado a suspender, por la situación sanitaria, su principal fiesta gastronómica. Lo hizo hace justo un año, cuando anunció que, tras medio siglo de historia, la Festa do Salmón tenía que ser cancelada para evitar nuevos contagios de COVID-19. Este año el ayuntamiento no está dispuesto a repetir. Al ser preguntado por esta cuestión, el edil de Cultura, Juan Constenla, indicó ayer que A Estrada celebrará su Festa do Salmón como es tradición, el tercer domingo de mayo –este año cae en el día 16–, aunque sea de un modo completamente diferente al habitual.

Lo que tiene ya totalmente decidido el gobierno local es que no se realizará degustación popular del plato protagonista de esta fiesta. “Es inviable”, resumió Constenla. No obstante, el primer teniente de alcalde señaló que se mantendrán contactos con representantes de la asociación de hosteleros para estudiar sus propuestas de cara a la conmemoración de esta cita gastronómica, de tal manera que se presume que el salmón podrá degustarse en los restaurantes de la zona en esa jornada especial. “Veremos qué iniciativas pueden tener ellos que sean viables ya que es un sector muy castigado por una situación que arrastramos desde hace más de un año”, dijo.

“Va a ser algo simbólico porque la situación actual no permite hacerlo como lo haríamos en un año normal”, indicó el titular estradense de Cultura. Señaló que todavía no está decidido si habrá el tradicional pregón y la imposición de las insignias Salmón de Ouro que otorga el Centro de Iniciativas e Turismo (CIT). La intención es que un evento cultural permita arropar la festividad. “Estamos barajando varias opciones para que no se pase otro año sin Festa do Salmón”, apostilló Constenla.

En 2020 el principal evento gastronómico de A Estrada estaba programado para el 17 de mayo, una fecha muy próxima al 26 de abril, día hasta el que se había extendido el confinamiento. El Concello entendió entonces que la situación sanitaria hacía del todo imposible la celebración, haciendo extensiva esta decisión a la Feira da Sidra del mes de junio. El ciclo de festividades se recuperó –totalmente a medio gas– a finales de junio, con la celebración de un formato completamente diferente para las patronales de san Paio.

Compartir el artículo

stats