Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un territorio con 300 molinos

Un parque eólico en montes de Rodeiro. // Bernabé/Javier Lalín

Un parque eólico en montes de Rodeiro. // Bernabé/Javier Lalín

Casi 300 arogeneradores mueven sus aspas en los 13 parques eólicos en funcionamiento en las comarcas, pero podrían ser muchos más en caso de cuajar los proyectos en fase de implantación, tanto los que son autorizados por el Estado como por la administración autonómica.

La apuesta por las renovables es, para muchas empresas, una oportunidad de negocio pues la Unión Europea ya ha advertido muchas veces a España de la obligatoriedad de rebajar las emisiones a la atmósfera y las compañías, con los megavatios asignados en cartera, buscan emplazamientos en los que asentar unas infraestructuras que en ocasiones se levantan en espacios con un incuestionable valor paisajístico o medioambiental. Estos son argumentos que llevaron a vecinos de la parroquia lalinense de Goiás a crear una plataforma contra la puesta en marcha de lo que en realidad son dos parques eólicos en uno: Monte dos Porcallos y Val do Folgoso, ambos de 56 megavatios, y que ocupan terrenos de Lalín, Rodeiro y Dozón, pero que afectan también a Silleda y Vila de Cruces.

Según datos extraídos de la Asociación Empresarial Eólica (AEE) son una docena los recintos gestionados por empresas, a los que hay que sumar el municipal que explota Energías de Pontevedra en Lalín, de 3 megavatios. Precisamente la capital dezana destaca por la presencia de estas infraestructuras, que en algunos casos son compartidas con otros municipios limítrofes. Este es el caso del parque eólico Ameixeiras-Testeiros, asentado también en montes de la localidad ourensana de O Irixo, y que cuenta con una potencia de 49,5 MW. Masgalán-Monte Coco, que abarca los concellos de Lalín, Silleda y Forcarei, tiene la misma potencia, y 21,45 MW el complejo Monte Carrio en terrenos de Lalín y Vila de Cruces. Solo dentro del suelo lalinense se levantan unos 80 molinos de viento.

El parque Couto de San Sebastián (18 MW) es compartido entre Silleda y A Estrada y el denominado Farelo (28,8 MW) entre Rodeiro, Agolada y Antas de Ulla. Un pequeño de 6 megavatios, Monte Arca, está entre A Estrada y Cuntis. En Rodeiro funciona Monte Cabezas (38,4) y, también dentro de otros municipios limítrofes, los Chantada y Penas Grandes, de 50 y 14,4 MW. En el término municipal de Forcarei se cuentan más de un centenar de aerogeneradores, operativos en Monte Seixo [34,98 MW y compartido con Cerdedo-Cotobade y A Lama], Campo das Cruces (1,8 MW) y Serra do Cando (de 24,42 MW y también en terrenos de los tres mencionados municipios).

Por otro lado, el pasado 22 de enero FARO daba a conocer que la empresa Greenalia Wind Power preveía instalar en las comarcas cinco parques de gran potencia. Entre Lalín, Dozón y Rodeiro se reparten los 11 aerogeneradores del parque eólico Brisa. Cada molinillo tendrá una intensidad de 5,6 MW, de modo que la producción total será de 61,6 MW. El proyecto estuvo en fase de consultas previas el pasado mes de junio. Compartido con montes de los concellos vecinos de Dozón y O Irixo, ya en Ourense. Será el parque eólico Galerna, con también 10 aerogeneradores y una producción global de 56 MW. La sociedad que tiene a Manuel García como CEO proyecta sus dos instalaciones de mayor dimensión en otros municipios de la zona. El denominado Siroco esta localizado en tierras de Cerdedo-Cotobade, en la zona de Cotobade y tendrá una potencia de 61,6 MW. Se desconoce el número de aerogeneradores y por el momento, el último trámite a este proyecto fue la asignación del mismo a un consejero. Por último, el parque eólico Tramontana se repartirá entre Forcarei y Silleda. Su potencia será de 72,8 MW, y para ello contará con 13 aerogeneradores, con una fuerza individual de 5,6 MW.

Uno de los cinco de Greenalia afecta a Goiás

Ámbito de actuación del parque Cefiro, entre Lalín y Rodeiro.

El parque eólico Cefiro es uno de los tres que la compañía gallega Greenalia pretende poner en marcha en el término municipal de Lalín. El proyecto, según se desprende de la información difundida por el Observatorio Eólico, contará con una potencia global de 56 MW, a repartir entre sus 10 molinillos, a razón de 5,6 MW cada uno. Los aerogeneradores se repartirán entre terrenos lalinenses y del municipio vecino de Rodeiro, también como el polémico que proyecta la sociedad Green Capital Development, por el que se acaba de activar una plataforma vecinal que busca su paralización. Las razones: la elevada dimensión de unos aerogeneradores de cerca de 200 metros de alto que se colocarían sobre terrenos agropecuarios cercanos a viviendas o granjas. Os Porcallos u O Santón son dos de los principales núcleos afectados por la instalación de Green Capital, pero curiosamente el impulsado por Greenalia tendría una localización muy semejante. El polígono de actuación abarca una superficie de 3.098 hectáreas.

Compartir el artículo

stats